El fantasma de un «brexit» salvaje amenaza con provocar un nuevo cisma entre los conservadores

El Gobierno convocó una sesión extraordinaria del Parlamento para el 19 de octubre, donde se podría producir una moción de censura o aprobar la petición de una nueva prórroga

En una intervención ante la Eurocamra, Barnier admitió  que no se está «en posición de alcanzar un pacto» con Londres
En una intervención ante la Eurocamra, Barnier admitió que no se está «en posición de alcanzar un pacto» con Londres

Londres / E. La Voz

La reaparición del fantasma del brexit sin acuerdo tras las objeciones de Alemania a la última propuesta del Reino Unido ha sacudido las filas conservadoras. Al menos así lo aseguran este miércoles tres diarios británicos, los cuales han revelado que al menos cinco ministros del Gabinete estarían dispuestos a dimitir si el primer ministro, Boris Johnson, insiste en su promesa de retirar al país de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre, con o sin acuerdo.

La rebelión, de consumarse, sería la segunda que afrenta el premier en sus casi tres meses en el 10 de Downing Street debido a la salida del club comunitario y a la misma estarían dispuestos a sumarse unos 50 diputados. En agosto pasado ya 21 legisladores conservadores sumaron fuerzas con la oposición para aprobar la ley que prohíbe un brexit abrupto.

Johnson es consciente de su delicada situación y por ello habría asegurado a algunos colegas de filas, con los que  ha conversado en las últimas horas para tratar de desactivar cualquier revuelta, que si no logra ejecutar la salida el día 31 no podría enarbolar la bandera del «no acuerdo» en la próximas elecciiones generales.

Para complicar aún más el panorama el premier convocó para el próximo día 19 una sesión del Parlamento para abordar los resultados del crucial Consejo Europeo que comenzará el 17. De lograrse un acuerdo con Bruselas el mismo debería ser refrendado por los diputados y en caso de que las negociaciones fracasen definitivamente el debate podría desembocar en la solicitud de una nueva prórroga a Bruselas o también en un voto de no confianza (moción de censura) contra el líder conservador.

La Justicia escocesa estará atenta a lo que ocurra, por lo que ha decidido aplazar hasta el día 21 su decisión sobre si obliga a Boris Johnson a pedir a Bruselas una prórroga si este se niega a hacerlo, con lo que incumpliría la ley contra el brexit abrupto.

Las posibilidades de un acuerdo entre Londres y Bruselas son escasas, no obstante, ninguna de las partes ha tirado la toalla. «La UE se mantiene en calma, vigilante y en posición constructiva», afirmó el jefe negociador de la UE, Michael Barnier., en la Eurocámara. A pesar de asegurar que veía «muy difícil» llegar a un acuerdo esta semana, dijo que «las reuniones técnicas continúan» y prueba de ello es que este viernes se reunirá con su par británico, Steve Barclay.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El fantasma de un «brexit» salvaje amenaza con provocar un nuevo cisma entre los conservadores