monforte / la voz

Desde el año pasado, el municipio de A Pobra do Brollón cuenta con una nueva ruta de senderismo que permite conocer una de las explotaciones auríferas romanas que existieron en el sur lucense entre los siglos I y II. Se trata de la mina de Os Medos, situada entre los lugares de Fondorallo y Santo Adrián, que pertenecen respectivamente a las parroquias de Santa María de Saa y San Pedro da Pobra do Brollón.

Para ejecutar este proyecto, el Ayuntamiento contó con ayudas económicas de la Xunta y el grupo de desarrollo local Ribeira Sacra-Courel. La actuación consistió en limpiar y desbrozar el camino de acceso y una buena parte del terreno que ocupa la explotación minera, además de instalar una serie de letreros y paneles. Situada a escasa distancia de la capital municipal, la mina de Os Medos consiste en una explotación aurífera a cielo abierto del tipo conocido como surcos convergentes, también denominado de peines o arados.

Estructura de la explotación

Las explotaciones mineras de este tipo están formadas por un canal principal situado a media ladera del monte, del que parten perpendicularmeente una serie de zanjas paralelas entre si. Desde el canal principal se encauzaba el agua -procedente de un depósito o balsa de acumulación- al resto de las zanjas a través de pequeñas presas situadas a una distancia aproximada de entre diez y quince metros.

El agua conducida por estas zanjas tenía la función de erosionar el terreno. Estos canales secundarios estaban repartidos en grupos de entre seis y ocho surcos, adoptando una forma triangular. Tenían unos cien metros de longitud y confluían en un único canal que llevaba el agua hasta unos pozos o balsas que servían como lavaderos y en los que se recogía el oro arrastrado junto con los sedimentos. A lo largo del recorrido de los distintos conductos, grupos de obreros se dedicaban a retir los materiales estériles o cantos rodados para facilitar el drenaje y la conducción del agua a través del canal.

Poco después de iniciar la marcha a pie por la ruta, a la altura del kilómtro 0,4, un panel informativo marca la zona donde se llevó a cabo el desbroce de este complejo minero. Seguidamente, en un recorrido de unos seiscientos metros, se pueden apreciar perfectamente varios grupos de canales o surcos convergentes y restos de algunas de las pbalsas en las que convergen.

La explotación minera de Os Medos ocupa una superficie aproximada de unas treinta hectáreas. Abarca un frente de 1,2 kilómetos y su longitud es superior a los quinientos metros, llegando hasta las orillas del río Saa. El conjunto consta de dos niveles. En la parte inferior, situada a orillas del mencionado río, apenas quedan restos que permitan reconocer a simple vista sus estructuras. En cambio, la parte de la explotación situada en el nivel superior conserva en muy buen estado toda su infraestructura minera, lo que permite ver sobre el terreno cómo funcionaba el sistema conocido como surcos convergentes.

 

DESDE A pOBRA

Hay que salir de la capital del municipio por la carretera que lleva a A Pousa, Forgas y A Veneira de Roques. En el kilómetro 1,5, a la izquierda del vial, hay un letrero que señala el punto de inicio del camino

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Oro romano en A Pobra do Brollón