Agua, sombra y sol, alicientes perfectos para hacer una excursión a Guitiriz

XOSÉ MARÍA PALACIOS / SUSO PENA GUITIRIZ / LA VOZ

GUITIRIZ

Por el puente de San Alberte pasa el tramo guitericense del Camino Norte
Por el puente de San Alberte pasa el tramo guitericense del Camino Norte SUSO PENA

Zonas con buen acceso permiten pasar unas horas en contacto con la naturaleza

10 jul 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Como la N-VI, la autovía del Noroeste (A-6) o la vía del tren, una ruta de senderismo cruza Guitiriz de este a oeste. Tratándose de este municipio, descubrir que se llama Ruta da auga poco puede sorprender: las aguas mineromedicinales, los ríos y los riachuelos forman en esta zona de la Terra Chá una oferta tan variada como sugestiva.

Si el calor aprieta, algo que no ocurre por ahora en este verano, hay parajes con sombra acogedora. Si se quiere aprovechar la luz de sol o contemplar los contrastes que crea, hay lugares muy indicados. Para quienes van procedentes de otros municipios o de otras provincias —Guitiriz limita con municipios de A Coruña—, conviene advertir que los accesos son fáciles y que se puede disfrutar de estos lugares sin largos desvíos desde las principales carreteras.

Si se entra en el término municipal de Guitiriz por Baamonde, yendo desde Lugo por la N-VI o desde Vilalba por la N-634, el puente de San Alberte es una de las primeras construcciones que puede ver el visitante. De origen medieval (siglo XIV), salva el curso del río Parga, que en el vecino municipio begontino desemboca en el Ladra. Merece la pena ver sus arcos y la vegetación de ribera de la zona, pero también es conveniente cruzarlo para contemplar una zona de interés patrimonial y natural. Hay una iglesia y un espacio en el que se celebra la romería de San Alberte, conocido tradicionalmente como «o santo da fala», que se intenta recuperar en los últimos años. Si se circula por la autovía del Cantábrico (A-8) o por la A-6, se puede salir en Baamonde y continuar por la carretera.