El norte de Portugal, las lecciones de un tren que Galicia no puede perder

Suman una masa de más de seis millones de habitantes y son una de las áreas fronterizas más integradas de Europa; su meta por dejar de ser periferia las ha llevado a trabajar juntas y competir al mismo tiempo por ser el referente del Noroeste; la nueva actitud de Portugal hacia Galicia puede cambiar el rumbo de la eurorregión

portu

Redacción / La Voz

Con la supresión de las fronteras, Galicia recuperó el sur. Las relaciones nunca llegaron a romperse entre los vecinos de la raia, sirva el estraperlo de ejemplo, pero fue con la integración de España y Portugal en la Unión Europea, ambas en 1986, cuando los vínculos políticos y empresariales tomaron impulso. Cuando se cumplen 30 años de la primera iniciativa transfronteriza para remar juntos, la Comunidade de Traballo Galicia-Norte de Portugal, ambos espacios, en la periferia de sus respectivos Estados, exprimen sinergias, colaboran y compiten al mismo tiempo para no quedarse atrás. Aliados y rivales, este es el delicado equilibrio por el que transita una de las primeras eurorregiones de Europa. La pandemia del covid es el último reto. Antes, otra crisis, la financiera, marcó un camino que a los portugueses les ha servido para tomar la delantera.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

El norte de Portugal, las lecciones de un tren que Galicia no puede perder