«Hay que avanzar en crear empleo y que sea de mayor calidad, no repartir el poco que hay entre la población»

El vicepresidente Pablo Iglesias, este miércoles, durante la sesión de control al Gobierno
El vicepresidente Pablo Iglesias, este miércoles, durante la sesión de control al Gobierno

El ritmo de la vacunación

Las más que optimistas previsiones del Gobierno en el sentido de que cuando llegue el próximo verano ya se habrá vacunado al 70 % de la población, no se corresponden con los datos difundidos, con las vacunas aplicadas, que no alcanzan todavía al 1 % de la población, lo que viene a significar que, a este ritmo, se van a necesitar varios años para inmunizarnos. El problema no es tanto la capacidad de aplicación de las vacunas como su abastecimiento, que hasta la fecha, está muy por debajo de las previsiones iniciales. No obstante hay que ser optimistas y pensar que, aparte de las suministradas por Pfizer, que ya se están recibiendo, aunque en menor cantidad de las anunciadas, y las de Moderna, que se empezarán a recibir a lo largo de las próximas semanas, se podrá contar también con las vacunas suministradas por los laboratorios AstraZeneca, Sanofi y Johnson and Johnson, que irán llegando en los meses sucesivos, con lo que el ritmo de aplicación se multiplicará exponencialmente. Un ritmo lejos de las expectativas iniciales, por lo que tendremos que hacernos a la idea, realista, de que la solución a la pandemia por la vía de las vacunas no va a ser cuestión de meses si no de años, pero una solución, al fin y al cabo. E. Stuyck Romá. Madrid.

La semana laboral de cuatro días

El vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, lanzaba a finales del pasado año la idea de reducir la semana laboral a cuatro días, idea que la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha confirmado que está estudiando. Entre miembros podemitas del Gobierno anda el juego, una vez más con ocurrencias que buscan captar adeptos y votos entre los millones de españoles que no tienen trabajo o ven que peligra, y mucho, mientras no se solucione la pandemia.

La solución al problema de empleo es avanzar en crear empleo y que sea de mayor calidad, no repartir el poco que hay entre la población. Es, una vez más, el populismo tardo-comunista de repartir precariedad, en vez de trabajar para incrementar el empleo, evitando la temporalidad excesiva.

Además es otro frente que pone en evidencia la confrontación entre PSOE y Podemos en materias decisivas. No es una cuestión precisamente accesoria. El ministro de Seguridad Social lo ha descartado porque «no hay margen» para reducir la semana laboral a cuatro días, aludiendo a los niveles de productividad y competitividad de nuestro país. Jesús D. Martínez Madrid. Gerona.

Buena noticia

Entre pandemias, asaltos a Capitolios, tormentas de nieve, etcétera, leo una buena noticia: la petición de perdón de Juan Muñoz y su concesión por parte de José Mota. Siempre es grato ver la recuperación y el fortalecimiento de una amistad, pero en este caso, además, al ser personajes públicos tiene una dimensión ejemplarizante para cualquier persona, familia o sociedad: un camino a seguir por todos. Gracias y enhorabuena a Juan y a José, pues como decía un buen amigo «vemos que el perdón personalmente experimentado, otorgado y recibido da testimonio de que en nuestro mundo el amor es más fuerte que el pecado». Ernesto López-Barajas González. Santiago.

Envía tus cartas al director
Por correo electrónico a:
cartasaldirector@lavoz.es
Enviar carta
Por correo postal a:
Avenida da prensa, 84 y 85.
Sabón, 15143 Arteixo (A Coruña).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

«Hay que avanzar en crear empleo y que sea de mayor calidad, no repartir el poco que hay entre la población»