Coma castañas, incluso si está a dieta

Carmen Reija
Carmen Reija FARMACÉUTICA Y DIVULGADORA SANITARIA

OPINIÓN

Santi M. Amil

13 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

Consideradas un fruto seco, su composición es similar a la de los cereales. Presentan hidratos de carbono, inulina (fibra con efecto prebiótico), arginina, vitaminas del grupo B, C, A y E y minerales como el magnesio, hierro, calcio y potasio, entre otros. Aportan 195 kilocalorías por 100 gramos, aproximadamente.

Pueden resultar indigestas y producir gases, siendo recomendable para mejorar su digestibilidad el evitar comerlas crudas o verdes. Es preferible cocerlas con anís, hinojo, cúrcuma o jengibre fresco, masticarlas bien y no beber agua al mismo tiempo.

Debe optarse por aquellas de aspecto sano, piel tersa, sin manchas ni agujeros, y firmes al tacto, conservándolas en un lugar seco y ventilado, sin cubrir con plástico (mejor en una cesta, saco o tela).