Cuando los okupas son velutinas y te echan de tu casa

Un nido en una chimenea fuerza a la familia que vive en la vivienda, en Ponte Caldelas, a abandonarla unos días mientras la fumigan


Ponte Caldelas / La Voz

Verano, altas temperaturas y velutinas son una combinación complicada en la comarca de Pontevedra un año más. En Ponte Caldelas el Concello destaca que ya lleva retirados un centenar de nidos del insecto invasor y lamentó la ineficacia de la Xunta a la hora de actuar en la contención de esta plaga, que está causando graves trastornos en la vida cotidiana de sus vecinos. Uno de los casos más llamativos en esta lucha contra la avispa asiática está en una colonia que no encontró mejor sitio para instalarse que la chimenea de una casa. Las velutinas escogieron tan bien el lugar que ni los medios manuales, ni pértigas ni drones puede llegar a dónde se encuentre y acabar con ellas. La única solución para librarse de estas okupas es la fumigación de la vivienda y, claro está, esto implica que la familia que vive en esa casa tenga que abandonarle durante los días en que los especialistas del control antiplagas estén actuando en ella. Es un caso extremo, pero no único. En el mismo Ponte Caldelas, se dio la circunstancia de que un carpintero tuvo que romper parte del techo de una vivienda porque una colonia de velutinas había hecho su nido en el falso techo. No había otra forma de conseguir acabar con el insecto invasor. 

El alcalde de Ponte Caldelas, el socialista Andrés Díaz, lamentó la inacción de la Xunta, asegurando que en el Concello se reciben «reiteradas queixas veciñais polo mal funcionamento do servizo que presta a Xunta». El regidor recalcó que es precisamente la Administración autonómica la responsable del control de plagas. Ponte Caldelas acabó por contratar una empresa especializada. «A seguridade dos meus veciños é unha prioridade para min e por iso collemos as rendas do problema que están a supoñer os niños de velutina. A nivel municipal damos así unha resposta rápida, eficaz e personalizada á veciñanza». Díaz resaltó que los afectados critican que pese a llamar en numerosas ocasiones al 012, «non se lle retiran os niños nin se lles da unha solución». El Ayuntamiento asume el coste de la retirada de las colonias de velutina, a razón de 108,90 euros por nido.

De esta forma, todos los avisos en Ponte Caldelas podrán realizarse ante el Concello llamando al 986 750 013, extensión 2, y una empresa especializada hará la retirada con la mayor brevedad posible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cuando los okupas son velutinas y te echan de tu casa