Concursantes de «La Isla de las Tentaciones» y conocidos «influencers» celebran el primer año de «Los 3 Monos» en Marín

Nieves D. Amil
NIeves D. Amil PONTEVEDRA / LA VOZ

PONTEVEDRA

El chiringuito de la playa de Aguete es uno de los locales más instagrameables de las Rías Baixas

18 oct 2021 . Actualizado a las 20:24 h.

Ya no queda casi nadie que no conozca Los 3 Monos, en la playa de Aguete en Marín. Con solo un año de vida se ha colado en el top diez de los locales más instagrameables de las Rías Baixas. Están de moda. Y lo han conseguido en un año. Además en un año de pandemia porque el pasado 10 de octubre celebraron su primer aniversario. 365 días de un proyecto que nació con una idea y desembocó en otra más compleja. Rubén Paz y Fernando Fernández, responsables del negocio y también de El Mono con Sombrero, encargado de la organización de bodas, quisieron celebrar este aniversario contando con todos los que lo apoyaron durante este tiempo. Los ex concursantes del popular programa de La Isla de las Tentaciones, Hugo y Lara, y Raúl Ginés estuvieron entre los invitados a la fiesta privada, en la que también participaron los influencer Xurxo Carreño, con 1,2 millones de seguidores en Instagram; la autora, Rebeca Stones, con 793.000; Lucía Ballesteros, con 211.000 en Instagram y 2,2 millones en TikTok, o Cristina Cerqueiras, con 403.000. Todos ellos acudieron junto a representantes del Concello de Marín y otros influencer conocidos como Natalia Maquieira, de pasoapasoblog, con 152.000 seguidores en Instagram. 

Todos ellos acudieron a una fiesta privada entre las  hasta las ocho de la tarde, cuando el local se abrió para todo el mundo. Llegaron a juntar cerca de 350 personas, que estuvieron animadas, entre otros dj por The Castizos, habituales de muchas fiestas de famosos, y por Pablo Méndez Performance. «Durante el evento se sirvió una cena de 10 aperitivos que se pudiesen tomar de pie sin problema y cumpliendo las normas que marcan las restricciones sanitarias, explica Rubén Paz, que asegura que tras a la fiesta en el local de Los 3 Monos, se llevó a los influencer a  la villa que tienen al lado. «Es una casa con piscina y allí durmieron, al día siguiente les preparé un brunch», subraya uno de los socios de un negocio que hasta a ellos le da vértigo ver que rápido ha crecido. 

Durante mucho tiempo tuvieron en la calle San Román su negocio de organización de bodas, pero siempre buscaban un lugar con vistas al mar. Encontraron la antigua Goleta y creyeron que era el rincón ideal. «Pensábamos solo abrirlo para eventos y los tres meses de verano, pero a medida que nos fuimos metiendo en el proyecto, cambió. Le dimos una vuelta a lo que traíamos», comenta Rubén Paz, que está feliz con un lugar que «quisimos que fuera distinto». Sin embargo, ya piensa en la próxima fiesta: «Nos encanta Halloween». No avanza más, pero sabe qué volverá a estar en los perfiles de las redes sociales. «Se puso de moda, es un local con distintos ambientes y ves que a la gente le gusta». Lo que en un principio iba a tener una comida más tradicional, acabó defendiendo un concepto de «fusión» que cuajó muy bien.