El Concello de Caldas llama «okupa» a la Xunta y la obliga a desalojar el Centro Comarcal antes del día 28

La Administración autonómica se muestra «sorprendida» y acusa al gobierno local de «forzar a desaparición» de la Oficina Agraria Comarcal

El Centro Comarcal acoge ahora el servicio de matrona y la oficina de extensión agraria.El Centro Comarcal acoge ahora el servicio de matrona y la oficina de extensión agraria
El Centro Comarcal acoge ahora el servicio de matrona y la oficina de extensión agraria

Al Concello de Caldas de Reis se le acabó la paciencia. El gobierno local llamó este jueves «okupa» a la Xunta e instó a la Administración a abandonar las instalaciones del edificio del Centro Comarcal, ubicado en A Tafona, antes del 28 de febrero. El caso se remonta a hace cinco años. En el 2014 el Consello de la Xunta acordó la reversión a favor del Ayuntamiento del inmueble debido al incumplimiento por parte del Ejecutivo gallego de la finalidad para la cual había sido cedido. Algo que tenía su razón de ser en la desaparición de las fundaciones comarcales. El 14 de febrero de ese 2014, el vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, y el delegado territorial en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, visitaban el municipio para firmar con el alcalde, Juan Manuel Rey (PSOE), la reversión del Centro Comarcal al Concello.

Cinco años después, desde el equipo de gobierno se alude a que ese edificio, situado en el centro urbano, sigue «okupado» por la Xunta y en un estado de «absoluto abandono e desleixo». Una situación que para el Concello de Caldas supone además un peligro para los usuarios del centro, trabajadores y peatones. Desde el gobierno local hacen hincapié en que el edificio se mantiene «okupado» a pesar de que el Concello le solicitó a la Xunta en numerosas ocasiones su desalojo y de «ofrecerlles alternativas para a reubicación do persoal en diversos centros sociais ou locais nas proximidades».

El Concello alude a la necesidad que tiene de disponer de espacios para ofrecer diversos servicios a los vecinos, entre los que cita una oficina de turismo, aulas para asociaciones, el Fogar do Maior o Protección Civil. El Ayuntamiento comunicó esta semana a la Xefatura Territorial de Medio Rural en Pontevedra la obligación de proceder al desalojo de las instalaciones antes del 28 de febrero. Las prisas de la Administración local se deben a que tiene concedidos 110.000 euros de los fondos Agader para la rehabilitación, acondicionamiento y nuevos usos del edificio. Una obras que tienen que estar rematadas antes de finalizar este año, «polo cal se fai urxente o seu desaloxo». En el Centro Comarcal está ahora la oficina de Extensión Agraria y el servicio de matrona del Sergas ante la falta de espacio en el centro de salud. Lo que quieren es que se traslade Extensión Agraria.

Por su parte, la Consellería de Medio Rural ha lamentado profundamente la actitud del Concello de Caldas, que «forza a desaparición da Oficina Agraria Comarcal do seu municipio». Recordó que en el 2014, cuando la Xunta cedió el edificio al Concello a raíz de la desaparición de los centros comarcales, se dijo que se mantendría en el edificio la Oficina Agraria «polo importante servizo que presta aos agricultores e gandeiros da zona». Aseguró que el Concello rechazó un convenio propuesto para la cesión del uso y dijo mostrarse «sorprendida» por el proceder municipal. Calificó de perverso que el gobierno local pretenda instalar una oficina de turismo que va a contar con una ayuda de la Xunta a través del GDR, siendo falso que esa ayuda tiene que ser ejecutada y justificada.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El Concello de Caldas llama «okupa» a la Xunta y la obliga a desalojar el Centro Comarcal antes del día 28