Condenadas por hacer topless en la playa

Tres activistas del movimiento «Liberen el pezón» fueron detenidas en 2016 por mostrar los pechos en una playa de New Hampshire


En mayo de 2016, la activista de «Free the Nipple» (Liberen al pezón) Ginger Pierro decidió hacer yoga en topless en una playa de la ciudad de Locania ( New Hampshire).

Pero esa acción violó una ley contra el nudismo en lugares públicos, que específicamente prohíbe «mostrar los pechos femeninos con menos de una cobertura opaca sobre cualquier parte del pezón».

Los espectadores, escandalizados, alertaron a la policía y Pierro fue arrestada. Tres días después, las activistas Kia Sinclair y Heidi Lilley decidieron tomar sol en topless en otra playa de la ciudad en protesta por la detención. 

Finalmente, las tres mujeres fueron condenadas. Más tarde apelaron porque creen que fueron víctimas de discriminación de género.

Pero una mayoría de la Suprema Corte del estado no está de acuerdo, pues la ley «meramente refleja el hecho de que los hombres y las mujeres no son indistintos con respecto al entendimiento tradicional de qué constituye desnudez».

El abogado de las mujeres, Dan Hynes, dijo estar «decepcionado» por el fallo, y argumentó que el tribunal había «condenado, efectivamente, que es un delito ser mujer».

Sus clientas tienen ahora la mira puesta en la Suprema Corte de Justicia federal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Condenadas por hacer topless en la playa