Adrián y Lucas, la guinda del proyecto

El Deportivo pretende que el asturiano viaje a Tenerife, mientras retoma la apuesta por el coruñés


vilalba / la voz

«Yo estoy acostumbrado a jugar al ataque en mi empresa. Y así me gustaría dirigir el Deportivo. Consciente de las dificultades que hay, pero siendo valientes y ambiciosos». Este discurso pronunciado por Tino Fernández en su presentación como candidato a la presidencia del Deportivo lo ha retomado esta semana en su apuesta por Lucas Pérez. Tras un pequeño paso atrás hace diez días, cuando el Arsenal se mostró firme al pedir quince millones de euros, los días han devuelto el optimismo al dirigente blanquiazul, que ha vuelto a echar el resto por el de Monelos.

Quiere a Lucas. No a cualquier precio, pero desea incorporarlo y va a poner toda la carne en el asador. Incluso ha sopesado la posibilidad de desplazarse hasta Londres para él mismo tratar de convencer a los dirigentes del Arsenal para buscar una opción que satisfaga a ambas partes, lejos, eso sí, de los quince millones que exigía la entidad británica.

No va a perder la cabeza, pero lo intentará hasta que no quede tiempo material o vea que el Arsenal no ceda ni un ápice. Porque cree que Lucas reúne todo lo que quiere. Por un lado es un hombre que, por un lado, contentaría a la afición y por otro no precisaría apenas adaptación, pues ya conoce la casa y dio un excelente rendimiento cuando estuvo en A Coruña. Además, su ilusión por disputar el Mundial lo hacen un futbolista muy temible de cara a la temporada que va a comenzar por su hambre de fútbol y su tesón.

Las distancias entre lo que el Arsenal pide y lo que el Dépor puede dar son todavía enormes, pero en la plaza de Pontevedra se confía en que, según vayan pasando los días, puedan irse acercando. «En el mercado, lo que en junio es imposible, en julio parece más cerca, en agosto más aún y a finales, con la Liga empezada, se convierte en realidad», ha comentado en alguna ocasión Pepe Mel.

Y, mientras sigue con Lucas entre ceja y ceja, el Deportivo también echa el resto para conseguir que Adrián López pueda viajar mañana a Tenerife con el resto de sus compañeros. El acuerdo con el futbolista y con el Oporto es total desde la semana pasada. Sin embargo, diferencias económicas entre el club luso y el delantero asturiano (que ya cedió parte de su contrato) han retrasado hasta el momento su incorporación.

A media tarde de ayer llegaron a Vilalba buenas noticias al respecto sobre un posible desbloqueo de la negociación, por lo que, con la cautela de no tener todavía la documentación firmada en A Coruña, el club cree que en las próximas horas podría quedar totalmente cerrado.

Votación
38 votos
Comentarios

Adrián y Lucas, la guinda del proyecto