ÚLTIMAS HORAS - BLACK DAYS -
Suscríbete 1 año con el 50% de descuento
Quiero la oferta

Asustado por no haber matado el partido

Jose Luis Lemos

TORRE DE MARATHÓN

CÉSAR QUIÁN

02 oct 2021 . Actualizado a las 00:04 h.

En el fútbol, cuando no cierras los partidos, pueden pasar estas cosas. Que el rival te marque en los últimos compases, con más o menos merecimiento, y que pierdas lo que habías conseguido.

En los primeros diez-quince minutos de partido vimos a una SD Logroñés con una propuesta de defender con balón. Mucho toque entre los centrales, para así evitar que el Deportivo le hiciera daño. A los coruñeses les faltaba profundidad. A partir de ahí, el Dépor sí que ya se hizo con el control del encuentro y fue capaz de hacer su gol. Es verdad que tuvo ocasiones para hacer el 2-0 en los minutos posteriores y hasta el descanso, pero en mi opinión le faltó continuidad y hacer correr más a la SD Logroñés. Nos fuimos al intermedio un poco con esa duda.

En el segundo tiempo, el Deportivo entró bien, dándole mucho ritmo al partido gracias, sobre todo, a su presión, que le permitía robar alto y crear peligro con cierta facilidad. En esa presión tuvo ocasiones para hacer el 2-0 y resolver el encuentro. Sin embargo, al ver que pasaban los minutos y que no era capaz de marcar ese segundo gol, el Dépor se asustó y se replegó. Pasó a jugar mucho más retrasado y cedió demasiado la iniciativa al rival