Pasito a pasito, que todavía estamos en septiembre

Tito Ramallo

TORRE DE MARATHÓN

CESAR QUIAN

25 sep 2022 . Actualizado a las 21:46 h.

Todo está empezando. En cuanto a resultados, el Deportivo presenta una especie de media inglesa, y eso no es malo. Se esperaba que tuviera un poquito más de entidad futbolística, que de momento es lo que le falta. El empate de Vigo fue justo, porque no mereció perder, pero tampoco ganar. A veces queda la sensación de que el Deportivo solo aprieta o acelera el ritmo cuando se ve apurado. Y en ocasiones consigue dar la vuelta a los partidos, pero otras no. Está teniendo un inicio dubitativo en cuanto a estabilidad en su juego, mientras en los resultados transmite una relativa tranquilidad.

Es importante ganar el partido aplazado. Las mejorías son mucho más sencillas con puntos que sin ellos. La realidad es que todos vemos que al Dépor le sigue faltando fútbol y, por momentos, da la sensación de ser excesivamente contemplativo. Pero van cuatro partidos, y hay mucho margen para mejorar las carencias, sobre todo esperando a los grandes rivales con los que aún no se ha enfrentado por calendario.

Cada fin de semana que pasa está más clara la dificultad del grupo, que exigirá a un Dépor al que todos esperamos más competitivo, con más contundencia defensiva y mayor energía en las disputas. Desde el punto de vista ofensivo, el equipo precisa más ritmo en la gestión del juego y más volumen ofensivo. Quiero pensar que todo esto se está construyendo, pero los rivales están empezando fuerte.