Los bomberos del consorcio provincial se ven relegados en el proceso de vacunación

Los 74 integrantes de los parques de Vilagarcía, Ribadumia, Bueu y O Porriño todavía no han recibido una primera dosis

Los bomberos contribuyeron a las tareas de desinfección y limpieza en los primeros compases de la pandemia
Los bomberos contribuyeron a las tareas de desinfección y limpieza en los primeros compases de la pandemia

vilagarcía / la voz

Una de las muchas paradojas que la pandemia está sirviendo tiene que ver con las secuencias de la vacunación de determinados colectivos de especial riesgo ante su potencial exposición al coronavirus. Sucedió con el personal sanitario asignado al Instituto Social de la Marina (ISM), que a menudo consulta a profesionales del mar no solo de Galicia, sino también de terceros países. En demarcaciones como las de Vilagarcía y Ribeira se vieron relegados frente al resto de sus compañeros tanto del sistema público de salud como de centros privados hasta que el Servizo Galego de Saúde (Sergas) corrigió esta situación. En una tesitura parecida se encuentran ahora los bomberos que prestan sus servicios dentro del consorcio provincial de Pontevedra. Fuentes de la entidad confirman que la plantilla de los cuatro parques que engloba no ha sido convocada para recibir siquiera una primera dosis.

Del consorcio, que tutelan la Xunta y la Diputación de Pontevedra, forman parte cuatro parques con sedes en Vilagarcía, Ribadumia, Bueu y O Porriño. En ellos trabajan 74 profesionales de emergencias y extinción de incendios. «A verdade é que aínda non nos chamaron para ser vacinados, unha situación que nos sorprende porque, ata onde sabemos, os compañeiros dos outros tres consorcios provinciais de Galicia si foron vacinados, ao igual que outros moitos colectivos considerados prioritarios», indica uno de los afectados.

Aunque es cierto que determinados cuerpos, como la Policía Local de Lalín, tampoco han sido sometidos a la vacunación, algo que también sucede con la agrupación lalinense de Protección Civil, la mayoría de los servicios que dan cobertura a emergencias y problemas de seguridad han sido ya inmunizados frente al covid. Las policías locales de la comarca de O Salnés, sin ir más lejos, al igual que los diferentes departamentos municipales de Emerxencias e incluso los voluntarios de Protección Civil. Se da el caso de que algunos bomberos que forman parte de estas agrupaciones y sí han recibido una primera dosis, lo han hecho no en su calidad de integrantes de un equipo profesional, sino en su condición de voluntarios, lo que, obviamente, duplica la paradoja.

Les consta que la Diputación de Pontevedra ha remitido sus listados en tiempo y forma a la Consellería de Sanidade, por lo que se preguntan si los criterios acerca de las prioridades han cambiado y, en todo caso, esperan una respuesta por parte de los responsables del Sergas con respecto a este estado de cosas.

A partir del 1 de junio, los cuatro parques pasarán a ser gestionados por la Administración de forma directa, tal y como Diputación y Xunta acordaron en abril. La plantilla mantendrá sus condiciones como personal indefinido, a la espera de que sus puestos se cubran definitivamente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los bomberos del consorcio provincial se ven relegados en el proceso de vacunación