Un belén de fofuchas para alegrar las fiestas a los mayores de la residencia de Ribeira

Laura Ríos RIBEIRA / LA VOZ

RIBEIRA

Conforme van pasando los días, Vilachán va acercando las figuras de los reyes magos al portal donde el niño Jesús, San José y la Virgen les esperan con alegría.
Conforme van pasando los días, Vilachán va acercando las figuras de los reyes magos al portal donde el niño Jesús, San José y la Virgen les esperan con alegría. CARMELA QUEIJEIRO

La representación cuenta con un total aproximado de una treintena de piezas

09 dic 2023 . Actualizado a las 17:20 h.

Aunque quedan algo más de 15 días para Nochebuena, escaparates, calles y edificios públicos lucen, desde hace incluso semanas, las tradicionales decoraciones de estas fechas, cuyos vivos tonos rojizos llaman la atención de pequeños y adultos.

La ilusión de la Navidad es común a todas las edades, por eso en la residencia de Ribeira han decidido instalar un precioso belén de fofuchas (muñecas hechas con goma eva) para animar a los usuarios. La autora detrás de estas obras de arte, que suman alrededor de una treintena contando personajes bíblicos y animales, es Vanesa Vilachán, una técnica de animación que todos los años se esfuerza por mejorar la decoración navideña.

Aunque ella resta importancia a la hazaña, lo cierto es que los usuarios se muestran encantados con la iniciativa, que les recuerda a aquellos años en los que ponían sus propios belenes en casa: «Moitos comentan como os facían eles ou que lles gusta que este teña tantas cores». Lejos de las tradicionales figuras de cerámica, las de Vilachán transmiten mayor calidez, tanta que a veces los mayores las cogen para admirarlas más de cerca y acaban perdiéndose.

Compañía

La importancia de este tipo de gestos de cariño con los usuarios se multiplica en esta época, piensa la técnica, en la que algunos de los residentes echan de menos a familiares que han perdido o no reciben todas las visitas que les gustaría. Por eso, explica, estas semanas el personal del centro está haciendo su mejor esfuerzo para que no se sientan solos y recordarles que hay motivos para sonreír.

Para eso, desde la residencia han organizado un mes lleno de actividades que empezarán el próximo lunes con la actuación de varios grupos de música tradicional de la zona.

Además, los voluntarios que semanalmente sacan a los mayores de paseo podrán llevarles a ver las luces de Navidad y el belén municipal el próximo 4 de enero, siempre que las condiciones climatológicas lo permitan. «Para nós o importante é que eles saian, pero sempre que o tempo acompañe porque poderían enfermar», comenta.