Coches abandonados, otro termómetro de la crisis del coronavirus

En lo que va de año, Arteixo ha notificado 107 vehículos sin dueño. «Es un número muy alto y hay muchos ERTE detrás»


Arteixo / La voz

¿Qué relación hay entre el coronavirus y un coche que lleva meses parado en la misma calle? «Desgraciadamente mucha». El jefe de la Policía Local de Arteixo, Daniel Sánchez, quien entrecomilla esta respuesta, se ha encontrado con más de cien vehículos abandonados en las calles de su municipio, 107 para ser exactos. «Y el año no ha terminado», puntualiza. Así que, de registrarse alguna unidad más, se engordaría una cifra ya de por sí disparada con respecto al año anterior, cuando se notificaron 86 vehículos abandonados. En el 2018 fueron 86 y 58 en el 2017. Así que el crecimiento de estas máquinas destartaladas, algunas con cristales rotos, ruedas desinfladas, invadidas algunas por vegetación… son un termómetro de la pandemia. «Descubrimos en muchos casos que tienen embargos de Hacienda, o de otras Administraciones, muchos son de propietarios que están en ERTE y se olvidan de ellos para no asumir más gastos», explica Daniel Sánchez, quien puntualiza que pese a que aparezcan en Arteixo, un buen porcentaje de estos residuos proceden de otros municipios, especialmente de A Coruña. «Creen que aquí son menos visibles que en la ciudad, Arteixo es zona de paso y muchos deciden dejarlos aquí creyendo que tardarán en verse, pero nos enteramos muy pronto, bien por las rondas que hacemos nosotros mismos, y saltan a la vista los coches que están siempre en el mismo punto, o bien son los vecinos los que nos dan aviso», relata el jefe de la Policía Local de Arteixo.

Furgoneta retirada por la Policía Local durante este año en Arteixo
Furgoneta retirada por la Policía Local durante este año en Arteixo

¿Cómo se gestiona la aparición de un presunto vehículo abandonado? En primer lugar debe constatarse que el coche o furgoneta lleva un mínimo de dos meses sin moverse. Generalmente lo acompañan algún tipo de desperfecto por la falta de uso. La Policía intenta entonces localizar al propietario a través de la base de los datos de Tráfico para que lo retire, y si no consigue contactar con él, repite el procedimiento a través del Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y el tablón de anuncios del Concello. Transcurrido el tiempo reglamentario, el coche pasa a la categoría de residuo sólido urbano, se tramita su baja en Tráfico y se entrega a un desguace de A Coruña con el que colabora el Concello. En caso de que el coche arrastre algún tipo de embargo, se comunica al juzgado o a la propia Dirección General de Tráfico para continuar el procedimiento.

Los núcleos urbanos de Arteixo y Meicende son los dos focos principales de esta pandemia de abandonos, vinculada principalmente a la crisis económica generada con la grave situación sanitaria. Arteixo es uno de los municipios del área metropolitana más golpeados por los rebrotes y cierres perimetrales durante la transición de las dos oleadas covid. Cuando la economía se hunde aparecen coches momificados durante meses. «En el 2013, cuando aún estábamos afectados por la otra crisis, recogimos 151 coches…», sentencia Daniel Sánchez.

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Coches abandonados, otro termómetro de la crisis del coronavirus