Las dos razones que podrían arrebatarle Meirás a los Franco: «Isto supón un xiro de 180 grados»

Los autores de los informes jurídicos realizados en Galicia ven factible que la demanda del Gobierno contra los Franco tras la petición unánime del Parlamento gallego salga adelante


Es la primera vez que el pazo de Meirás llega a la Justicia, remarca Xosé Manoel Núñez Seixas. El catedrático en Historia Contemporánea de la USC estuvo al frente de la comisión que estudió hace un año en el Parlamento de Galicia la situación jurídica del inmueble ubicado en el concello de Sada. Sin conocer los pormenores de la demanda de unos cien folios presentada este miércoles por el Gobierno en los juzgados de A Coruña, asiente: «A Abogacía do Estado rara vez plantexa unha acción sen posibilidades de éxito».

Otro profesor de la USC, en este caso de Derecho Administrativo, Xavier Ferreira, participó en el informe jurídico previo al encargado por la Consellería de Cultura de la Xunta a Núñez Seixas. Fue el de la Diputación de A Coruña, del que es coautor. «As ideas forza nas que semella que se basean os avogados do Estado xa se puxeron sobre a mesa hai case dous anos no informe da Deputación», subraya Ferreira. 

¿Cuáles son estos puntos? Hay dos vías que podrían arrebatarle la propiedad a los Franco. Por un lado, el argumento de la falsedad documental. «A clave xurídica disto é simple. O negocio feito no ano 1941 pola familia Franco foi simulado. A compra xa se fixera no ano 1938. Adquiriuno a comisión pro-Pazo (formada por personalidades de la época) para doarllo. Desde entón era da Xefatura do Estado. Como o demostrabamos? Había evidencias como a comunicación do Gobernador Civil da Coruña a través dun telegrama no que informan aos Franco de que se adquiriu o pazo. É do 1938. Tamén un documento público notarial que desaparecu dos arquivos da Deputación», detalla Ferreira. 

;
Viaje al interior del Pazo de Meirás Entramos en las Torres de Meirás, propiedad de Emilia Pardo Bazán y ofrecida por las autoridades franquistas en 1938 a Francisco Franco como residencia veraniega

Sin embargo, eran conscientes de que, jurídicamente, necesitaban algo más. «Non había unha evidencia xurídica notoria que puidera contrarrestar o documento do ano 41», admite el doctor en Derecho de la USC. En ese año los Franco registraron la propiedad a su nombre. El precio de la compra, 85.000 pesetas.

El hallazgo

Un documento que ha aparecido ahora, y que es la base de la iniciativa de la Abogacía del Estado, es el protocolo notarial de la compra en el verano de 1938.  Se adquirió, al parecer, por 406.346 pesetas a los herederos de la escritora Emilia Pardo Bazán. El dinero, adelantado en hipoteca por el Banco Pastor, se pagó con una cuestación popular que acabó siendo forzosa, a cargo de las arcas de los Ayuntamientos de la zona. De esta forma, las Torres de Meirás habían sido comprado dos veces

Hay otro punto a favor de los que reclaman que el pazo se incorpore al patrimonio público. Es la figura conocida en el derecho romano como de usucapión. «O pazo de Meirás funcionou a todos os efectos como sede da Xefatura do Estado. Aquí celebráronse recepcións oficiais e Consellos de Ministros, coma no Pardo. O seu persoal era público e as obras e o mantemento viñan de recursos públicos», apunta Núñez Seixas. «Non puido haber usucapión (cuando reclamas la titularidad de un bien que ocupas) porque é un ben de dominio público. Do mesmo xeito, tampouco poden prescribir as accións sobre o mesmo», apostilla Ferreira, como contempla el Códico Civil para bienes inmuebles de titularidad privada. 

Demanda civil

La propuesta jurídica a la que llegaron tanto la comisión de expertos impulsada por la Xunta, y en la que estaba Núñez Seixas, como el informe de la Diputación coruñesa, del que es coautor Ferreira, fue la de una acción reivindicatoria a través de una demanda civil por parte del Estado. ¿El argumento? Que Meirás fue utilizado como espacio institucional durante más de 30 años y debe formar parte de la Administración. A esto se añade el contrato «simulado» de 1941. 

El historiador demandado por los Franco

Carlos Babío, coautor del libro del expolio de Meirás, considera que ahora «hai posibilidades reais de recuperar o pazo». Lleva trabajando casi un año codo con codo, y con discreción, con la Abogacía del Estado. «A demanda está moi ben armada, agora si temos posibilidades reais de recuperar o pazo, xa temos campo de xogo para loitar», explica el coautor del libro Meirás: un pazo, un caudillo, un expolio.

Sobre el documento de agosto de 1938 en el que se recoge la compra por 400.000 pesetas «máis unha finca que se incorpora», Babío, también ex concejal de Sada, añade que el documento recoge la reserva de tres tapices «para regalar a Franco». Babío llegó a ser demandado por la familia Franco «por calumnias e injurias», al cuestionar la legitimidad del patrimonio del dictador.

sada quiere recuperar su pazo

«Por fin se producen os nosos desexos», espetó el alcalde de Sada, Benito Portela, ante el teórico acelerón de los acontecimientos para la recuperación del pazo de Meirás. «Xa sabiamos que unha vía era esta, a venta simulada do pazo no ano 41 con Pedro Barrié como notario en Betanzos, e que no 38 fora residencia oficial do xefe do Estado», indicó Portela quien, casualmente, tiene programada una visita al pazo el 19 de julio como anfitrión en un curso de verano de la Universidade de Santiago. El alcalde de Sada espera recuperar el pazo para su pueblo «cando prospere a demanda civil». Además, el Concello de Sada acaba de anunciar su incorporación al proceso civil.

La Abogacía del Estado cree que Franco falseó el título con el que inscribió a su nombre el pazo de Meirás

José Manuel Pan

El documento hallado demostraría que el inmueble fue vendido dos veces por la misma persona, una en 1938 a la Junta pro Pazo, y otra en 1941 al dictador

En la demanda presentada en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de A Coruña, la Abogacía del Estado considera que la compraventa del pazo de Meirás fue ficticia y permitió a Franco inscribir a su nombre el inmueble en el Registro de la Propiedad. Ese documento, hallado en sus investigaciones por la Abogacía, demostraría que la compra del pazo realizada en 1941 fue fraudulenta porque hay un documento anterior, de 1938, en el que ya se había vendido el pazo. Es decir, el Estado considera que el inmueble se vendió dos veces por parte de la misma persona, Manuela Esteban Collantes, viuda del hijo de Emilia Pardo Bazán. Una, en 1938 a la Junta pro Pazo del Caudillo, formada por el gobernado civil y varios alcaldes de la provincia de A Coruña, y otra, en 1941, aunque esta vez la venta sí se realizó a nombre de Francisco Franco. La primera venta se hizo por un precio de más de 400.000 pesetas, mientras que en la segunda el dictador pagó mucho menos: 85.000 pesetas. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de A Coruña

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Las dos razones que podrían arrebatarle Meirás a los Franco: «Isto supón un xiro de 180 grados»