La depuradora ecológica de Zobra exige obras para su puesta en marcha

Rocío Perez Ramos
Rocío Ramos LALÍN / LA VOZ

DEZA

Los vecinos pidieron una serie de reparaciones y correcciones del sistema junto con mejoras estéticas

14 dic 2019 . Actualizado a las 22:01 h.

El alcalde de Lalín, José Crespo, y el concejal de Medio Rural, José Cuñarro, se reunieron con los vecinos de la parroquia de Zobra para hablar de la puesta en marcha del servicio de depuración y aprovecharon para visitar también la depuradora y la propia red de saneamiento. Los vecinos plantearán la necesidad de que se acometan una serie de reparaciones y correcciones del sistema junto con mejoras estéticas que fueron revisadas después por Crespo y Cuñarro. Los responsables municipales se comprometieron a realizar esas reparaciones tras adoptar las medidas necesarias con los responsables del proyecto de la depuradora y de la propia red de saneamientos.

Crespo recordó a los vecinos la necesidad de que se cumpla con rigor el hecho de que solo se viertan al sistema las aguas residuales residenciales y que no se utilice «para verter nin pluviais, que encharcarían o sistema, nin augas procedentes das cortes, granxas ou explotacións».

La reunión tuvo lugar en el local social. Asistieron, según apuntan desde el Concello, una veintena de vecinos que se comprometieron a conectar sus viviendas a la red de saneamiento construida en los lugares de la parroquia donde ya se instalaron los colectores.

El regidor anunció a los vecinos que en próximas fechas mantendrá una reunión con el responsable técnico de la construcción de la depuradora para su puesta en marcha conforme a las especificaciones técnicas y para llevar a cabo los trabajos que sean necesarios para su arranque. Entre ellas, la reparación del vallado metálico de separación que, señalan, vuelve a estar estropeado y «a construción dun emisario que permita evacuar a auga despois de ser depurada ata o regato cercano».

Crespo y Cuñarro revisaron la red de saneamiento por las calles de Zobra en la que, apuntan, deberá realizarse algún trabajo de sellado de las canalizaciones en algún punto a causa de la gran cantidad de agua que nace en la zona y que «provoca que se incorporen a rede as augas de varios manantiais que nacen». Ese sellado se acometerá, indican, cuando se produzca la conexión de las viviendas a la red de tratamiento de aguas residuales.