El Gobierno aparca la prometida derogación de la reforma laboral

La ministra de Trabajo confirma que sí pretende modificar «pero con consenso» aspectos como la ultraactividad o la lucha contra la temporalidad

.

Madrid / La Voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, han mantenido este miércoles en La Moncloa su primera reunión con los agentes sociales, con quienes han hecho repaso de un amplio listado de temas laborales, entre ellos, el próximo acuerdo salarial en el que trabajan patronal o sindicatos, o la reforma laboral del 2012 que los socialistas habían prometido derogar. Sin embargo, Valerio ha admitido hoy que estar en el Gobierno, en lugar de en la oposición, exige «dosis mayores de pragmatismo» y, aunque negó que haya habido un cambio de criterio, reconoció que no derogarán la reforma laboral del PP.

«No vayamos ahora a hacernos trampas al solitario. El Gobierno es consciente del terreno que pisa y del lugar que ocupa. Sabemos con qué peso parlamentario contamos. Nos encantaría tener los 202 diputados que tenía Felipe González en su momento, en 1982, y vamos a trabajar para ello. ¡Fíjense qué alto tenemos el listón! Nos encantaría, si tuviésemos esa mayoría parlamentaria y toda una legislatura por delante, iríamos al 155 % de todo lo que hemos planteado. Pero tenemos que ser conscientes de que en estos momentos la aritmética parlamentaria es la que es», argumentó Valerio para explicar la renuncia a la derogación.

Sin embargo, la ministra sí anunció que abordarán «en qué puntos podríamos llegar a un consenso con los agentes sociales, en el diálogo social, e incluso a un consenso político» para hacer cambios parciales de la última reforma de las leyes laborales. «Yo creo que en lo que queda de legislatura podríamos trabajar en acuerdos importantes, como que en materia de convenios colectivos vuelva a primar el del sector y no el de empresa; el tema de la ultraactividad; trabajar en la lucha contra la temporalidad, etc.», dijo, subrayando que confía en que se puedan «retocar» una serie de puntos del Estatuto General de los Trabajadores porque habrá «consenso político y diálogo social».

Un nuevo Estatuto de los Trabajadores en el entorno del 2020

Al respecto, destacó la «muy buena disposición» no solo de los representantes sindicales (Pepe Álvarez y Unai Sordo, secretarios generales de UGT y CC.OO. respectivamente) sino también de los empresarios (Juan Rosell y Antonio Garamendi, líderes de CEOE y Cepyme). En cualquier caso, avanzó que la intención última es crear una comisión de expertos con el objetivo de poner en marcha un nuevo Estatuto de los Trabajadores «del siglo XXI» en el escenario del 2020, ya que, como Rosell recordó, el actual, que lleva décadas en vigor, acumula 55 reformas parciales y más de 7.000 normas laborales.

No harán «bandera» del Real Decreto Ley

Valerio apeló repetidamente al consenso para encontrar soluciones a los grandes problemas que están sobre la mesa, como la sostenibilidad de las pensiones o la lucha contra la temporalidad y el fraude, y aseguró que este Gobierno, «aunque tendrá que usar la fórmula del Real Decreto Ley cuando sea necesario» no pretende «hacer de él bandera». «Hay que cambiar la metodología de trabajo. La ciudadanía está harta de confrontación y quiere que lleguemos a acuerdos. Y con las cosas de comer no se juega: ni con los salarios, ni con el empleo, ni con las pensiones. Es difícil conseguir el 100 % de lo que uno quiere. Hay que ceder. Pero hoy he visto a los representantes de los empresarios con muy buena actitud. Y espero encontrarme también con esa buena actitud en los grupos políticos», concluyó.

Votación
13 votos
Comentarios

El Gobierno aparca la prometida derogación de la reforma laboral