El consejo de Barreras plantea una ampliación de capital de 50 millones para reforzar el astillero

Ya son 27 las empresas auxiliares afectadas por impagos


Vigo / La Voz

Barreras necesita pulmón financiero para afrontar con garantías una cartera de pedidos inédita en el astillero, tanto por su volumen, como por los problemas que está generando.

Los impagos de la armadora noruega Havila, que han obligado a paralizar la construcción de dos cruceros valorados en 300 millones (150 cada uno); y el sobrecoste del primero de los dos buques pedidos por The Ritz Carlton Yatch Collection, presupuestado en el contrato en 240 millones, han puesto sobre la mesa del consejo de administración la necesidad urgente de abordar una ampliación de capital de 50 millones de euros que dé fuelle al astillero.

Fuentes próximas al consejo de Barreras aseguran que Pemex, titular del 51 % de las acciones (un paquete de títulos en proceso de revisión para su puesta a la venta), aseguran que la petrolera ha acogido con frialdad el planteamiento del astillero, que supondría para la firma mexicana un desembolso de 25 millones.

Poner más dinero en Barreras no pasa por la cabeza de los directivos de Pemex, en pleno proceso de reestructuración, y sostenida financieramente por el Estado mexicano. Sin embargo, los consejeros de la petrolera se comprometieron a llevar el planteamiento a México para su estudio.

Los otros dos accionistas, Ignacio Lachaga, propietario de la naviera Albacora (titular del 24,5 %) y José García Costas, presidente de Barreras y dueño de Electromecánica Naval e Industrial (12,3 %) y Valiño (10 %), se manifestaron, meses atrás, dispuestos a ejercer su opción de recompra de buena parte de la participación de la petrolera.

Pero eso no solucionaría el problema del astillero, de ahí la oferta lanzada a la Xunta para que entre en el capital con una posición del 20 %, que podría llegar incluso hasta el 30 %. Paralelamente, la firma estaría más que dispuesto a abrir la puerta a la entrada de nuevos inversores para cubrir el capital necesario que le dé estabilidad.

Como consecuencia de la deuda contraída por Havila Shipping con Barreras, de al menos 30 millones de euros, el astillero ha comenzado a trasladar los impagos a la industria auxiliar.

Si hace una semana eran siete las empresas afectadas, en su mayoría constructoras de bloques de acero, a día de hoy los pagos pendientes repercuten ya en las cuentas de 27 pequeñas y medianas auxiliares, prácticamente todas de la provincia de Pontevedra, según la relación de afectados a la que ha tenido acceso este periódico, en la que se recogen retrasos que en algunos casos superan el millón de euros, y ya están provocando problemas de liquidez e impago de nóminas en algunas firmas.

En otro orden de cosas, el consejo de Barreras prorrogó la presidencia de García Costas, que queda pendiente de que la junta de accionistas de finales de septiembre decida ratificarlo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El consejo de Barreras plantea una ampliación de capital de 50 millones para reforzar el astillero