«En Vigo demostré que podía ser futbolista y reforcé la autoestima»

GRADA DE RÍO

Kai Försterling

Oier solo estuvo un año lejos de Osasuna, la campaña en la que ayudó a ascender al Celta a Primera

04 ene 2020 . Actualizado a las 21:25 h.

Oier Sanjurjo Maté (Estella, 1986) solo ha defendido dos camisetas a lo largo de su vida deportiva, la de Osasuna casi siempre y un año la del Celta. El ahora centrocampista y capitán del conjunto navarro jugó 33 partidos de celeste en la temporada del ascenso (2011/12) casi todos ellos como central. Mañana, tres años después, volverá a pisar Balaídos, el sitio que, admite, le dio el empujón definitivo para demostrar que era un futbolista de primer nivel.

-Menudo «temporadón» en el regreso a Primera.

-Estamos contentos con el nivel de competitividad que estamos demostrando y hasta ahora hemos hecho méritos para estar en mitad de tabla y mostrando una solidez que queremos mantener de aquí al final para consolidar el objetivo de la permanencia.

-¿Cuál es el secreto de que Osasuna sea tan competitivo y tan intenso?

-Recalcaría sobre todo que el grupo y el cuerpo técnico, con Jagoba Arrasate de referente, tienen una idea de juego y un mensaje claro. Sabemos todos en qué dirección tenemos que remar, que es meter ritmo, intensidad y verticalidad a los encuentros y sobre todo no conceder, que es algo muy importante en Primera.