La campaña de abonados, pendiente de reubicaciones y presencia de público

El presidente Mouriño se disculpó con la afición por no poder lanzarla


Vigo

La campaña de abonados del Celta está en el aire por dos motivos: la reubicación pendiente de 6.140 abonados y la incertidumbre por cuándo podrá acceder el público a los estadios. «Pido disculpas por no poder saber cuándo vamos a sacarla, cómo lo vamos a hacer y en qué va a consistir, con el perjuicio enorme que causa al Celta. Pero el Celta no se somete», subrayó en lo referente al primer motivo. Desgranó que en Río son 489 abonados que recolocar más 600 de una esquina que ha quedado muerta y unas 5.600 de Marcador, de cuya fecha de inicio de obra no tienen noticias, lamentó. «Por más que preguntamos, no se nos dice», se quejó. La conclusión que saca es que «como el Celta no se somete, no cuenta».

La otra razón de no poder lanzar la campaña de abonados es que aún no se sabe ni cuándo comenzará el campeonato ni en qué momento podrá volver la afición al campo. Admite inquietud por si van a tener que dejar de entrenar en algún momento o empezar a aplicar «protocolos más exhaustivos» en función de cómo evolucione la situación sanitaria. Repitió en varias ocasiones cuando se refirió a todo lo relacionado con las consecuencias de la pandemia la palabra «incertidumbre».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

La campaña de abonados, pendiente de reubicaciones y presencia de público