El Parlamento libanés alarga el estado de emergencia para hacer frente a las protestas

Los diputados otorgan al Ejército plenos poderes otras dos semanas en Beirut entre críticas de manifestantes y grupos de derechos humanos

Manifestantes levantan papeles con el lema «No los rescates, en referencia a los politicos, durante la visita de un enviado de EE.UU.
Manifestantes levantan papeles con el lema «No los rescates, en referencia a los politicos, durante la visita de un enviado de EE.UU.

Jerusalén / Colpisa

Los diputados libaneses volvieron a exhibir la distancia que les separa de las calles de Beirut y decidieron extender otras dos semanas el estado de emergencia en la capital. Atrincherados entre fuertes medidas de seguridad, los parlamentarios celebraron su primera reunión desde la explosión en el puerto que costó la vida a doscientas personas y arrasó media ciudad.

La Cámara baja libanesa decidió dar plenos poderes al Ejército, lo que provocó las críticas de manifestantes y organizaciones de derechos humanos. «El régimen sabe que es débil e impopular en las calles y tienen miedo porque saben que los dedos les señalan y claman venganza», afirmó Karim Nammour, miembro de la ONG Legal Agenda, a la cadena Al Yazira.

La sesión del Parlamento tuvo lugar en el Palacio de la Unesco para que hubiera la distancia necesaria entre los políticos en tiempos de coronavirus. Duró apenas una hora y la presidió el jefe de la Cámara y una de las personas cuya cabeza exigen los manifestantes, Nabih Berri, en el cargo desde 1992.

El dirigente chií abogó por una «formación rápida» de un nuevo Gobierno y se mostró favorable a realizar reformas políticas, «pero siempre respetando el marco de los Acuerdos de Taif», el pacto que puso final a la guerra civil y que está vigente desde hace tres décadas. Pese al temor de una dimisión en masa de miembros de la Cámara, finalmente fueron ocho los diputados que renunciaron a su asiento.

Desde Human Rights Watch, su responsable en el Líbano, Aya Majzoub, señaló que «nos preocupa esta medida porque puede usarse como pretexto para aplastar las movilizaciones y sofocar las quejas legítimas de la población». En los choques que estallaron el fin de semana un policía perdió la vida y más de 700 manifestantes resultaron heridos.

Investigación del FBI

Una jornada más Beirut recibió delegaciones internacionales. En esta ocasión fueron la ministra francesa de Defensa, Florence Parly, y el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, David Hale, número tres de la diplomacia estadounidense, quienes visitaron la zona cero y luego se entrevistaron con el presidente libanés, Michele Aoun, para exigirle reformas económicas y políticas en el país. Hale informó además de que el FBI se unirá a las investigaciones abiertas en torno a la explosión.

Más de 40 expertos en derechos humanos de la ONU pidieron en un comunicado conjunto una pesquisa pronta e independiente para identificar a los responsables de la tragedia. Entretanto, el Líbano continúa recibiendo ayuda humanitaria. Entre los donativos figuran las 17 toneladas de material médico enviadas ayer por la UE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Parlamento libanés alarga el estado de emergencia para hacer frente a las protestas