Protestas en Brasil tras la muerte de un hombre negro por la paliza de unos guardias de seguridad

Según declararon los testigos, la víctima pedía ayuda y decía que no podía respirar, pero eso no impidió que los vigilantes del supermercado siguieran con los ataques.

Una empleada intenta apagar el fuego provocado por los manifestantes
Una empleada intenta apagar el fuego provocado por los manifestantes

La muerte de un hombre negro tras recibir una brutal paliza por parte de unos guardias de seguridad ha causado protestas en todo Brasil, en un episodio que es comparado con el del estadounidense George Floyd. El vídeo de la agresión corrió como la pólvora por las redes sociales. En las imágenes se aprecia como la víctima, João Alberto Silveira Freitas, recibió varios puñetazos y golpes en la puerta de una cadena de supermercados en la ciudad de Porto Alegre, al sur del país. En otros vídeos, también se puede ver cómo Freitas está de rodillas. Según declararon varios testigos, a pesar de que el hombre pidió ayuda y decía que no podía respirar, los vigilantes continuaron con los ataques.

Carrefour emitió un comunicado lamentando la «brutal muerte» de Freitas, y señaló que rescindiría el contrato con la empresa de seguridad, despediría al gerente de la tienda que estaba de turno y cerraría la tienda de Porto Alegre por respeto a la víctima. Además, los dos hombres que presuntamente golpearon a Freitas han sido detenidos y están siendo investigados por un delito de homicidio debido a la asfixia de la víctima y su incapacidad para defenderse, según señaló Nadine Anflor, jefa de la policía civil del sureño estado de Rio Grande do Sul, donde se encuentra Porto Alegre capital. Por su parte, el jefe de la policía militar de estado, Rodrigo Mohr, apuntó que uno de los hombres era un oficial de la policía militar que se encontraba fuera de servicio. Tal y como informaron algunos medios locales, antes de la agresión se produjo un enfrentamiento entre Freitas y un empleado del supermercado, quien alertó a los guardias de seguridad.

El suceso se produjo en vísperas del Día de la Conciencia Negra, una jornada festiva, que sin embargo, este año se ha visto empañada por las protestas de decenas de participantes, que aprovecharon para atacar a la cadena de supermercados donde el día anterior tuvo lugar el brutal episodio. En Brasilia, el viernes por la mañana entraron en una de las tiendas coreando: «¡Las vidas de los negros importan!» o portando carteles que decían: «No compre en Carrefour. Podrías morir». Dentro de otro Carrefour en Río de Janeiro, los manifestantes gritaron «Carrefour Killer!» como un hombre negro que yacía inmóvil encima de la cinta transportadora de una caja, lo que obligó a cerrar el local. En Sao Paulo, destrozaron la ventana delantera de un Carrefour, esparcieron productos de los estantes por el suelo de la tienda y prendieron un fuego, que fue inmediatamente sofocado por los empleados.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, afirmó que no hay que «dividir el sufrimiento del pueblo brasileño en grupos» y que «problemas como la violencia son vividos por todos», tras una jornada de protestas en el país. En una serie de publicaciones en Twitter, el mandatario afirmó que existen grupos políticos que buscan sustituir la «esencia» del pueblo brasileño que «conquistó al mundo» por el «conflicto» y el «odio».

El internacional brasileño del Everton, Richarlison, ha aludido al asesinato del estadounidense George Floyd para denunciar la brutal muerte de Joao Alberto Silveira Freitas. «La violencia y el odio perdieron de golpe el pudor y la vergüenza. ¿George Floyd, João Pedro, Evaldo Santos fueron en vano?», se preguntó el delantero en Twitter, en alusión a tres casos de afrodescendientes muertos a manos de las autoridades.

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Protestas en Brasil tras la muerte de un hombre negro por la paliza de unos guardias de seguridad