El covid-19 obliga a revisar el contrato municipal de limpieza de los colegios

Las exigencias del protocolo de vuelta a las aulas son inviables con el precio actual

Exterior del colegio de A Gándara, cuya limpieza corre a cargo del Ayuntamiento
Exterior del colegio de A Gándara, cuya limpieza corre a cargo del Ayuntamiento

MONFORTE / la voz

Los 60.000 euros del presupuesto municipal que se destinan a la limpieza de los colegios Novo, A Gándara e Infanta Elena resultarán insuficientes el curso que se avecina. El protocolo de vuelta a las aulas elaborado por la Xunta de Galicia incrementa de forma significativa las exigencias en materia de higiene. El alcalde confirmó en el último pleno que habrá que revisar el contrato al alza, en una cuantía todavía por concretar, para que la empresa pueda cumplir la nueva normativa.

El desencadenante de las explicaciones del alcalde fue una pregunta formulada por el concejal Germán Vázquez, que se estrenó en el último pleno como representante de Esperta Monforte en sustitución de Maribel García. Al término de la sesión -la corporación no volverá a reunirse hasta finales de septiembre- se interesó por las previsiones municipales ante las medidas en materia de higiene y desinfección que figuran en el protocolo que acaba de publicar la Consellería de Educación.

En el caso de los centros públicos de infantil, primaria y educación especial, la contratación del servicio de limpieza corre a cargo del Ayuntamiento.

Según explica el concejal de Esperta Monforte, el protocolo acordado por las consellerías de Educación y Sanidade establece que en baños y otros espacios de uso frecuente será necesario realizar labores de desinfección al menos tres veces al día. «Tendo en conta que os traballos de limpeza se viñan realizando ó rematar as clases, como mínimo vai ser necesaria unha reorganización do servizo», advierte.

El protocolo de vuelta a las aulas implica, a su juicio, una ampliación de plantilla por parte de las empresas para adaptarse a un nuevo contexto «no que se están a triplicar as necesidades». Ante los cambios que se plantean con vistas al nuevo curso, Esperta Monforte considera que sería necesario «activar» de forma urgente el consejo municipal de salud.

Competencia impropia

«Nos acaban de meter pola porta de atrás outra competencia impropia, iso si, sen fondos», señala el alcalde. Según detalla, ya se trasladó a la Xunta, a través de la Fegamp, «o malestar dos concellos de Galicia». Pero lo cierto es que los ayuntamientos deberán asumir la parte que les corresponde del cumplimiento del protocolo para el regreso a las aulas. Tomé avanza que se hablará con las empresas que realizan la limpieza para adaptar el servicio a las exigencias que impone la situación sanitaria.

La revisión de la limpieza en los centros de enseñanza infantil, primaria y de educación especial supondrá para el Ayuntamiento «un gasto maior» que todavía no está cuantificado con exactitud.

Respecto al consejo municipal de salud, el alcalde precisa que «xa está activado» y que se celebran las reuniones de carácter ordinario que figuran en el reglamento por el que se rige. Las convocatorias de carácter extraordinario, según indica, pueden ser solicitadas por los integrantes del consejo siguiendo las pautas que establecen las normas de funcionamiento que se acordaron.

Muchas dudas todavía sobre las condiciones en las que se producirá la vuelta a las aulas

La primera teniente de alcalde, Gloria Prada, concejala de Facenda y Réxime Interior, confirmó que el gasto anual por la limpieza de los colegios Novo, A Gándara e Infanta Elena asciende a 60.000 euros. El incremento que supondrá el nuevo protocolo en esta partida del presupuesto municipal no se conoce todavía, pero el equipo de gobierno da por sentado que la empresa a la que le fue adjudicado el servicio deberá disponer de más personal. No será necesario convocar un nuevo concurso. Bastará con revisar las condiciones de la concesión para adaptarlas a las medidas de higiene que hace necesarias la pandemia.

Gloria Prada hace hincapié en que todavía existen muchas lagunas sobre las condiciones en las que se reanudará el nuevo curso escolar en esos centros. «No sabemos si se van a abrir al cien por cien todas las aulas ni cómo será exactamente su aprovechamiento», apunta. En todo caso, el Ayuntamiento ya encargó los dispensadores de gel hidroalcohólico que deberán estar disponibles en los aseos y en otros espacios comunes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El covid-19 obliga a revisar el contrato municipal de limpieza de los colegios