Chanel cien por cien


Profesor del Máster de Moda UDC

Hermético y severo, siempre oculta su mirada tras unos cristales oscuros, el káiser de la moda nos ha dejado en los estertores del invierno con la misma discreción que mantuvo a lo largo de toda su vida. En la dureza de su carácter y en su falta de corrección política parecía ya mimetizarse con la mítica fundadora de la prestigiosa marca de alta costura a la que dedicó la mitad de su vida. Director creativo de Chanel durante casi cuatro décadas, la seña de identidad de su trabajo fue la fidelidad estricta al espíritu y al estilo inconfundible de Coco Chanel, fidelidad traducida en su uso ininterrumpido del tweed, el tejido escocés que Madame empezó a utilizar profusamente desde los años veinte. Sobre la base creativa del célebre traje de chaqueta femenino en tweed cien por cien Chanel, Karl Lagerfeld elaboró y reelaboró, diseñó y rediseñó, reformuló e innovó con audacia los fundamentos de la marca francesa con la que se identificó irremisiblemente. Cada una de sus colecciones ha sido una reinterpretación más o menos original de los diseños de su musa y maestra.

Clasicista por convicción, el káiser renunció a las extravagancias y fantasías de muchos de sus colegas de profesión para permanecer fiel al espíritu de la creadora de moda más carismática de la historia, sin renunciar a modernizar y rejuvenecer la marca parisina. Es conocida la máxima de Coco: «la moda pasa, el estilo permanece». Es ese el estilo que quiso perpetuar Lagerfeld, la elegancia refinada pero cómoda, exquisita pero confortable, de la mujer contemporánea, para permanecer siempre fiel a lo que el escritor Paul Morand, biógrafo de la modista, definió como el aire de Chanel (L’allure de Chanel).

Por José María Paz Gago Profesor del Máster de Moda UDC

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Chanel cien por cien