El Gobierno reconoce que la falta de material de protección ha disparado el contagio de personal sanitario

La cifra de profesionales contagiados en España asecendía ayer a 5.400, casi 1.500 más que el día anterior


La Voz

Un 14 % de los infectados en España por coronavirus son profesionales sanitarios. Y esta cifra tan alte se deba a la escasez de Equipos de Protección Individual (EPI). Según las cifras de ayer, 5.400 profesionales están infectados de COVID-19, 1.490 más con respecto al lunes. Este aumento de casi un 40% de contagios de los profesionales sanitarios en 24 horas preocupa los expertos y a las autoridades, que no se cansan de repetir que estamos en los días más duros de la pandemia.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, explicó en rueda de prensa que desde el primer momento hubo dos o tres brotes nocosomiales que afectaron a la transmisión entre el personal sanitario, lo que influyó por «una parte» en el elevado número de afectados. Simón aseguró que «no se puede negar» el acceso limitado a los equipos de protección personal y que en «algunos puntos puede haber momentos críticos en la capacidad», informa Efe. Y lo justificó en «un problema de acceso al mercado», ya que esos equipos «han sido durante mucho tiempo muy escasos» a nivel global.

Aunque indicó que se está en proceso de solucionar estos problemas, reconoció que «no hay disponibilidad global fácil» de los equipos. También señaló que estos profesionales que se han podido infectar en su práctica diaria, algunos de ellos se han infectado en la comunidad, «una opción que también existe», remarca.

Con respecto a la situación de colapso en algunos servicios asistenciales, y particularmente en las UCI, Simón avanzó que se va a generalizar «a todo el territorio español», coincidiendo con la llegada del pico de casos y la evolución de los pacientes ya hospitalizados. Por ello, apostó por «esfuerzos» para «racionalizar el uso de servicios», conseguir material sanitario y que esta presión sobre las UCI no afecte al servicio asistencial, informa Europa Press.

«Esta es la semana dura»

Simón reiteró ayer que «esta es la semana dura» en la lucha contra el coronavirus. «Todos estamos esperando a ver si hemos conseguido, con las medidas muy agresivas, llegar a ese pico y empezar a descender en número de nuevos casos. En muy breve tiempo deberemos ver si esto tiene efectos o no», resaltó.

En cualquier caso, Simón puntualizó que, pese a que se aplane la curva de contagios, la situación en los centros sanitarios no va a mejorar de inmediato: «La presión sobre los hospitales va a ir más allá del momento en el que controlemos la transmisión. Los profesionales sanitarios van a tener un periodo de presión mucho más largo».

Las cifras en Galicia, un poco más bajas

El número total de profesionales sanitarios afectados por el coronavirus en la comunidad gallega llega a 125 -incluidos médicos, trabajadores de enfermería y otro personal-, lo que supone el 9 % de los casos activos. Así lo ha ratificado la Xunta después de la comparecencia ante los medios de Alberto Núñez Feijoo.

Además, de los 125 profesionales sanitarios infectados, el Gobierno autonómico aclaró que no todos sufrieron un contagio en el ejercicio de su práctica profesional, sino que algunos habían ido de viaje a Madrid o se vieron afectados por el COVID-19 a raíz de la visita de familiares procedentes de la capital española.

Satse denuncia que la falta de equipos es «sistemática»

El Sindicato de Enfermería Satse denunció ayer martes que la falta de Equipos de Protección Individual (EPI) es «sistemática y afecta a todos los centros de salud y servicios de los hospitales, con lo que está en riesgo la salud y seguridad del colectivo y, en consecuencia, «la de toda la población».

Satse denuncia que no se está realizando el test diagnóstico a las enfermeras que han estado en contacto con pacientes infectados «por no considerar la atención directa contacto estrecho». El sindicato reclama que la atención de los pacientes con COVID-19 se haga «con los EPI adecuados ante la multitud de notificaciones por parte de los profesionales de enfermería que, a día de hoy, tienen ya síntomas de coronavirus». Satse asegura que los casos de coronavirus confirmados entre el personal de enfermería posiblemente sean más.

Satse Madrid, por su parte, ha señalado este martes que «los expertos dicen que lo peor aún no ha llegado y los hospitales madrileños están al borde del colapso», por lo que ha pedido que se tomen medidas «aún más excepcionales». «Las pruebas, test rápidos para detectar el COVID-19, son bienvenidas y esperadas pero llegan tarde, muy tarde», ha manifestado el sindicato en un comunicado, donde ha recalcado la necesidad de material de protección.

España es el país, de los grandes focos, con mayor porcentaje de sanitarios infectados

j. v. lado

Casi triplica el de China en su peor momento y rebasa en tres puntos el que tiene Italia

Ayer murieron otros dos médicos en Italia por coronavirus. Una enfermera vasca de 52 años fallecida el jueves se convirtió en la primera víctima mortal en España entre el colectivo sanitario,, que pide a gritos recursos y medidas de protección para hacer frente a esta pandemia, que se está cebando con ellos más que con los de ningún otro país del mundo entre los más afectados. Representan casi cuatro puntos más entre los contagiados que en Italia y prácticamente triplican el porcentaje de China.

Al menos eso es lo que indican los datos que ofrecen los servicios de salud de los distintos países y que en algunos casos hay que tomar con las máximas cautelas, porque, por ejemplo, Corea del Sur no declara ni un solo contagio entre sus médicos y personal de enfermería con 8.961 casos en total. Y en la isla italiana de Cerdeña hay fuentes oficiales del colectivo que aseguran que casi la mitad de los infectados son trabajadores sanitarios.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El Gobierno reconoce que la falta de material de protección ha disparado el contagio de personal sanitario