Galicia se engancha a Internet para sobrellevar el confinamiento

El uso de datos supera la media española pero cae de manera notable a las 20 horas para aplaudir a los profesionales de la sanidad


vigo / la voz

Galicia se ha colgado del móvil e Internet para afrontar el aislamiento en el hogar. Lo ha hecho incluso más que la media de los españoles desde que se decretó el confinamiento para evitar la propagación del coronavirus.

Las comunicaciones vía telefonía móvil se dispararon especialmente el sábado en el que el presidente del Gobierno anunció la declaración del estado de alarma. El consumo de conversaciones vía móvil se situó en Galicia un 83 % por encima de un sábado anterior, mientras que en el conjunto de España creció un 66 %, según los registros detallados por Telefónica. Y en el primer sábado de reclusión doméstica, el pasado día 21, el tráfico de conversaciones solo bajó en Galicia un 1 % respecto al día 14, mientras que en el conjunto del país ya retrocedió en un 6 %.

Galicia se pone también en cabeza en el uso de datos desde el móvil. En el sábado previo al confinamiento la bajada de datos fue 23 puntos superior al total general y 33 en la primera semana sobre el escenario precrisis sanitaria. Y en la subida de datos, cuando se envía a otro usuario, los clientes gallegos mandaron en el primer sábado un 71 % más que con un tráfico habitual (30 puntos más que en España) y durante la semana lo disparan un 87 % (53 en todo el país).

Parón a las 20 horas

Los picos de tráfico de Internet en la red de Telefónica se están registrando cada jornada a las 11 de las noche, tras caer drásticamente a las ocho, coincidiendo con la salida de miles de personas a sus balcones y ventanas para aplaudir a los profesionales de la sanidad en la lucha contra el coronavirus. Entre hora y media y dos horas después se aprecia otra bajada coincidiendo con el momento de la cena.

Telefónica estima en un 30 % el incremento medio del uso de su red desde que se dictó la alarma, aunque el demandado por parte de las empresas se ha quedado en la mitad, lo que da cuenta del descenso de actividad y el incremento del teletrabajo, que la compañía de telecomunicaciones señala que ha llegado a multiplicarse por cuatro.

Alcanzado el consumo del año

La importancia de la asistencia que al confinamiento está reportando Internet y la telefonía móvil es tal que a día 22 de marzo se ha alcanzado ya el tráfico total que se esperaba para todo el año 2020. «Llevamos casi dos semanas de tráficos equivalentes a descargarse 100.000 películas cada hora y las redes han respondido», manifiesta Joaquín Mata, director de redes y sistemas de Telefónica.

Pero incluso la telefonía fija ha resucitado en este escenario. El primer fin de semana llegó a superar el 100 % de uso habitual, y ahora aún se mantiene un 50 % por encima.

El envío de mensajes por Whatsapp se multiplicó por ocho y los juegos por tres

Los juegos en la red se dispararon en cuanto se anunció el cierre de los colegios en Madrid y Álava, llegando a multiplicarse por tres el tráfico demandado por sus usuarios. Pero si de algo se ha echado mano es del Whatsapp. La aplicación de mensajería ha llegado a crecer en ocho veces el consumo habitual en el fin de semana y se mantiene en las jornadas laborales en seis veces más respecto a antes de la crisis generada por el coronavirus. Aplicaciones de vídeo conferencia como Webex están registrando también un incremento notable en su volumen de clientes (cuatro veces más de lo normal hasta ahora) debido a su utilización para comunicaciones de teletrabajo, clases «on-line» y comunicaciones entre personas que ahora no pueden tener contacto presencial. Y lo que Telefónica constata que no deja de crecer es el tráfico de subida de datos, un 47 %, fundamentalmente por intercambios en Whatsapp.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia se engancha a Internet para sobrellevar el confinamiento