El efecto terraza se diluye: los positivos en Galicia están en mínimos tras 11 días

La comunidad baja del millar de casos activos por primera vez desde el 23 de marzo


redacción / la voz

Hoy se cumplen 11 días desde la entrada de Galicia en la fase 1 de la desescalada, con la flexibilización de las condiciones para las reuniones sociales ejemplificadas con la apertura de las terrazas de los bares, y no se percibe indicio alguno que apunte a un rebrote de la epidemia. Es más, los expertos están convencidos de que no lo habrá en el corto plazo porque las cadenas de transmisión epidemiológica se han roto, la circulación social del virus es mínima y, además, el temor sigue instalado en la población con lo que —aunque siempre existan excepciones— se mantienen medidas de precaución más allá de lo que obligan las normas.

Aunque el jueves todavía se notificaron diez nuevos positivos detectados por PCR y cuatro ingresos hospitalarios, las cifras muestran claramente la fase final de la pandemia, al menos en esta primera oleada. De hecho, la comunidad bajó del millar de casos activos (son 990) por primera vez desde el 23 de marzo, únicamente quedan 72 pacientes en los hospitales y hubo una muerte (una mujer de 52 años ingresada en Povisa con patologías previas).

El catedrático de electromagnetismo de la Universidade de Santiago Jorge Mira, que participa desde inicios de marzo, con colegas de otras universidades y del CSIC, en el proyecto Predico, un modelo de predicción dinámica de la epidemia, señala que «dous casos de contaxio novos por cada millón de habitantes pódese considerar como un cero técnico». Las cifras son tan pequeñas que, a nivel estadístico, entran de lo que se denomina «erro estocástico», que impide trazar una gráfica sin que muestre variaciones aberrantes.

Además, Mira está convencido de que el temor instalado entre la población, «aínda que poida haber excepcións, fai que a xente sexa moito máis consciente e teña máis coidado». De ahí que la apertura de las terrazas u otras medidas de desconfinamiento no se traduzcan en un alza de contagios.

En la misma línea, el catedrático emérito de Salud Pública de la Universidade de Santiago Juan Gestal incide en que no ha habido rebrote por estas medidas de desconfinamiento poblacional y tampoco cree que lo vaya a haber, porque «unha vez controladas todas as cadeas epidemiolóxicas de contaxio deixa de haber casos locais». De hecho, está convencido de que es cuestión de días que se notifiquen cero infectados nuevos en 24 horas en Galicia.

A partir de ahí, la clave está en la capacidad de seguimiento, que considera que en la comunidad es muy buena, por lo que «non debería existir ningún problema en autorizar canto antes a mobilidade en toda Galicia». Otra cosa diferente es «cando comece a entrar xente de fóra». Lo ideal a nivel sanitario sería que este verano «nos puidésemos ver só os galegos e quedásemos todos por aquí», pero entiende que hay muchos condicionantes económicos y de otro tipo para tomar una decisión de ese calado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Comentarios

El efecto terraza se diluye: los positivos en Galicia están en mínimos tras 11 días