Los mayores de 80 años empezarán a vacunarse a partir del mes de marzo

España supera el millón de dosis administradas, pero apenas 15.600 personas han recibido el tratamiento completo

Vacunación en una residencia de Cantabria
Vacunación en una residencia de Cantabria GOBIERNO

Ni los mayores de 65 años, ni siquiera de los 70. El siguiente grupo diana para continuar con la campaña de vacunación contra el covid-19 en España son únicamente las personas mayores de 80 años y, previsiblemente, en el mes de marzo. Las dosis que se están recibiendo no dan para más, como reconoció el ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien también apuntó que solo con lo ya administrado «empieza a notarse un efecto en las residencias de mayores» donde «se aprecia un descenso en el número de casos».

Poco más ha trascendido oficialmente de los planes que tiene el Grupo de Trabajo Técnico de Vacunación Covid-19 de la Ponencia de Programa y Registro de Vacunaciones y que ayer fueron refrendados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Algunos de los miembros, que son expertos sanitarios, habían adelantado que se iba a empezar con los mayores de 70 años, pero finalmente, y debido a la escasez de suministro —el «cuello de botella» del que habla Illa—, se han tenido que conformar con poner la barrera en los 80.

Eso sí lo que no cambian son las promesas del ministro que mantiene que entre mayo y junio habrá entre 20 y 30 millones de personas vacunadas en España y hacia finales de verano se habrá conseguido la inmunidad de grupo. Para ello se fía de que antes de acabar este primer trimestre se va a recuperar e incluso incrementar el ritmo de suministro de Pfizer —incluso el de Moderna— y, sobre todo, entrarán también en la ecuación las vacunas de AstraZeneca/Oxford y de Janssen; particularmente las impulsadas por la universidad británica que en apenas una semana podrían recibir la aprobación de la Agencia Europea del Medicamento.

Antes de eso hay que acabar de inmunizar a los en torno a 400.000 mayores que viven en residencias y a sus cuidadores (que en su gran mayoría ya recibieron la primera dosis), a los sanitarios de primera línea y a los grandes dependientes, que suponen el reto más inmediato para las comunidades autónomas, por su dispersión y por las limitaciones de movilidad que puedan presentar.

Entre tanto, España alcanzó el millón de vacunas administradas, 1.012.220 para ser exactos, de las que 15.642 se corresponden con segundas dosis e indican la cantidad de población que se puede considerar inmunizada. El ritmo de administración, toda vez que Sanidad ha incluido en el recuento el envío de Pfizer del lunes, vuelva a mostrar grandes diferencias. El País Vasco, Navarra, Baleares y Andalucía están por debajo del 70 %. A la cabeza se sitúan Canarias, por encima del 90 %, seguida por la Comunidad Valenciana (89,3) y Galicia (86,2).

Un juez de Santiago ordena inmunizar a un residente que se había negado 

El Juzgado de Primera Instancia número 6 de Santiago autorizó que dos internos en una residencia de Santiago fuesen vacunados contra el covid, después de que la tutora de uno de ellos se negase a que se le administrase y, en el segundo caso, tras la negativa del propio residente.

Estas resoluciones del magistrado Roberto Soto Sola se producen después de que otro juzgado compostelano fuese el primero de España en ordenar la vacunación de una residente cuya hija se había opuesto. Uno de los nuevos casos es similar, ya que el juzgado autorizó inmunizar a una interna cuya tutora se había negado.

La eficiencia de Israel muestra cómo la vacuna sirve para cortar los contagios

j. v. lado
Israel consiguió vacunar, en menos de dos meses, a la mitad de su población, y se convirtió en el país con más dosis administradas per cápita. En la imagen, un centro de vacunación en Tel Aviv
Israel consiguió vacunar, en menos de dos meses, a la mitad de su población, y se convirtió en el país con más dosis administradas per cápita. En la imagen, un centro de vacunación en Tel Aviv

Solo con la primera dosis las infecciones se redujeron entre un 33 % y un 60 %

El cuarto sistema sanitario entre los 48 mejores del mundo según Bloomberg, la determinación política de un Gobierno que en apenas un mes tiene que pasar por las urnas y también dinero, mucho dinero. Estas son algunas de las claves que han situado a Israel como el país que más vacuna del mundo, lo que, además, se ve ya en la reducción de los contagios, y esto alimenta las esperanzas para el conjunto del planeta.

Todos los israelíes están afiliados a uno de los cuatro consorcios de salud del país, que se financian con al menos el 5 % de las rentas del trabajo, y el manejo de datos sanitarios es extremadamente ágil. Fueron de los primeros en empezar a vacunar y desde el día 10 ya están con las segundas dosis, sobre todo porque el país ha firmado contratos con Pfizer y Moderna mucho más sustanciosos en relación a su población que los de Europa. Eso le ha permitido que de los algo más de 41 millones de vacunas administradas en el mundo, 2,6 se hayan inoculado en Israel, donde el 30,14 % de sus 9,9 millones de habitantes ya ha recibido al menos una dosis. Ayer mismo el ministro de salud, Yuli Edelstein, dio la orden de que se comenzase con los mayores de 40 años e instó a los sanitarios a que se preparasen para poner 250.000 inyecciones al día, cuando en España, que casi quintuplica la población, aún no se ha llegado a las 100.000.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Los mayores de 80 años empezarán a vacunarse a partir del mes de marzo