El Gobierno insiste sobre el 8M: «No es el momento de manifestaciones»

Los colegios médicos de toda España también lanzan un llamamiento para evitar las protestas y concentraciones


Redacción

El Gobierno ha hecho este martes un llamamiento «contundente» sobre las celebraciones del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo: «No es posible este año» reivindicar «en la calle» y llama a celebrar «sin poner en riesgo» la salud y la seguridad de la ciudadanía.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha señalado el 8M como «una fecha especialmente importante para el Ejecutivo» y ha indicado que el Gobierno quiere lanzar para este día «un mensaje contundente». «Hay que celebrar y reivindicar el feminismo con voz alta y clara, pero tenemos que hacerlo sin poner en riesgo, ni en duda, la seguridad y la salud de nuestros compatriotas», ha apuntado la también titular de Hacienda. «No es el momento de manifestaciones», dijo.

Según ha apuntado, este año, «siguiendo las recomendaciones» de los expertos y las autoridades sanitarias, la celebración «será diferente y distinta», pero «no por ello menos reivindicativa». «Lamentar que este 8M no se convierta, como ha venido siendo habitual en las últimas celebraciones, en una fiesta en la calle protagonizada por las mujeres y por los hombres que nos acompañan en esta lucha por la igualdad. Pero no pierden ni un atisbo de fuerza nuestras demandas y reivindicaciones porque, justamente por atender a las recomendaciones de las autoridades sanitarias no podamos salir a la calle a defender nuestros derechos todas juntas», ha señalado.

«Prudencia»

A su juicio, las mujeres tienen «imaginación» y «capacidad para expresarse en diferentes formatos y modelos». «Hay muchas maneras de expresar el contenido reivindicativo que tiene que acompañar este día», ha apuntado, para proponer formatos «tecnológicos» y «digitales» que eviten la «multiplicación de los contactos». Montero ha insistido, al respecto, en la «prudencia» que, ha señalado, «tiene que marcar estas celebración».

En su intervención, la portavoz del Gobierno ha recordado cómo en la edición de 2020 «algunas formaciones políticas» señalaron «de forma injusta» e «interesada» las manifestaciones del 8M como «origen de la pandemia», cuando, ha recordado, «en esa época» se organizaban partidos de fútbol, conciertos, concentraciones y mítines políticos.

La ministra ha recordado que ahora «queda ya un horizonte cierto para combatir el virus» y ha deseado que «el año que viene» el 8M tenga «otra apariencia» y se pueda «disfrutar como habitualmente».

Por su parte, la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, María Victoria Rosell, ha recordado, como ya avanzara el Ministerio de Igualdad la pasada semana, que el «feminismo institucional» por supuesto que «va a cumplir normas sanitarias, que desaconsejan manifestaciones por el Día Internacional de la Mujer. No obstante, ha defendido que el «feminismo activista es soberano» y tanto el 8M como en días previos podrá celebrar esta efeméride «en los balcones, con vídeos o en la calle con todas las medidas de seguridad».

  

Rechazo de todos los médicos

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) también ha manifiestado su rechazo a convocar o acudir a cualquier tipo de convocatoria, manifestación, protesta o concentración, como las motivadas por la celebración del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo lunes 8 de marzo, hasta que las autoridades sanitarias consideren que la crisis sanitaria está más controlada.

Teniendo en cuenta que estamos «en plena salida de la devastadora tercera ola» y que «aún es imprescindible mantener las medidas de protección y prevención frente al covid-19», mantiene su llamamiento a la «más absoluta responsabilidad individual y colectiva» y apela al «compromiso» de la ciudadanía ante actos que puedan suponer un riesgo para la salud pública de toda la población.

Desde el CGCOM también se llama a la responsabilidad de las Administraciones para no permitir este tipo de actos, a los que siempre se ha opuesto la corporación médica en base a la evidencia científica.

«El virus SARS CoV-2 sigue entre nosotros y se ha llevado en un año decenas de miles de vidas, entre ellas las de más de un centenar de médicos y médicas en el ejercicio de su profesión. Por ello es necesario mantener las medidas que se han demostrado eficaces como son la higiene de manos, el uso de mascarillas, la distancia física y una frecuente ventilación de los espacios cerrados, entre otras», señalan en un comunicado.

Desde el máximo órgano colegial médico recuerdan que una concentración o manifestación de cualquier índole o sensibilidad en el contexto epidemiológico actual supone un factor de transmisión de riesgo, «y por ello un peligro innecesario para la salud de todos los ciudadanos y para la labor de unos sanitarios extenuados tras un año de pandemia».

Asimismo recuerda a los ciudadanos y convocantes que las nuevas tecnologías y las redes sociales proporcionan herramientas y opciones para visibilizar las reivindicaciones, protestas o anhelos por parte de los ciudadanos hasta que la situación epidemiológica permita recuperar la normalidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Gobierno insiste sobre el 8M: «No es el momento de manifestaciones»