Garitano: «No hubo paciencia»

Dice que se le exigió mucho y que cuando fue despedido el Dépor estaba «donde está ahora y donde le corresponde por presupuesto»

.

a coruña / la voz

Gaizka Garitano rompió su silencio. Antes de la visita del Dépor a la Real Sociedad (domingo, 12.00 horas, beIN LaLiga), donde el que fue entrenador del equipo coruñés hasta febrero había militado como futbolista, concedió una entrevista a Teledonosti en la que habló fundamentalmente sobre su filosofía de fútbol, pero también dejó pinceladas sobre sus días en A Coruña. Después de reconocer que cuando fue destituido se pasó un mes sin ver ningún partido, indicó que ahora tiene «algunas ideas de las cosas que yo podía haber hecho mejor, o las que ellos podían haber hecho mejor. Me quedo más con las que yo podía mejorar, pero no tengo queja», añadió antes de referirse a las razones de su salida: «Encontré buena gente, al presidente, al director deportivo, la gente que teníamos allí, pero es un club difícil, porque el presupuesto que tiene en Primera es de los más bajos, pero, en cambio, las exigencias son altas por lo que ese club ha sido hace años, que incluso ha ganado títulos. Entonces, no se tuvo la suficiente paciencia para saber que estábamos en la clasificación donde están ahora y donde le corresponde al equipo por presupuesto. Está claro que me hubiera gustado seguir, porque es un buen sitio, una buena ciudad y un buen equipo». 

Cuestionado por las razones por las que no cuajó en el Deportivo, Garitano afirmó que el problema quedó claro desde el momento en que llegó. «Ya desde el primer día ellos querían otro entrenador y cuando entras en un sitio donde la gente quiere a otra persona, o no te quiere a ti, luego darle la vuelta...», recordó para señalar que por ellos se refería a «la gente, el entorno, la afición, los medios de comunicación». «No fue fácil para mí -añadió-, tuve que demostrar mi manera de trabajar, mi manera de ser y en ese aspecto sí que fui cuajando poco a poco, pero una mala racha de resultados al final, que nos acercaron un poco a los puestos de abajo, hizo que cambiaran de entrenador y hay que aceptarlo».

El paso por los banquillos del Eibar, el Valladolid y el Dépor llevó a Garitano a diseñar distintos tipos de fútbol y ahí al técnico se le vienen a la cabeza más recuerdos recientes. «Me ha dado tiempo a jugar fútbol de incorporación y he jugado también fútbol de posición, en A Coruña, jugando bien al fútbol, lo que se llama jugar bien al fútbol, jugar la pelota, dejar más espacio detrás que adelante. ¿Cuál me gusta más? La más efectiva para ganar», afirmó para explicar que aquello que inclina la decisión por un planteamiento u otro son «los futbolistas. Si quieres incorporar gente y dejar espacio por delante, los necesitas rápidos en ataque y fuertes atrás, que los he tenido en el Eibar. Si son pequeños, no tan físicos, pero bien dotados técnicamente, como en A Coruña, tienes que hacer un fútbol de posición, dejar más espacios a tus espaldas, no tienes velocidad arriba, pero tienes buenos futbolistas arriba, entonces tienes que trabajar la salida del balón, intentar ser más protagonista, asumir algunos riesgos atrás, pero de las dos maneras se puede ganar», afirmó.

Votación
24 votos
Comentarios

Garitano: «No hubo paciencia»