Adrián López se apunta al nuevo proyecto

El Deportivo convenció al Oporto y solo resta solventar los trámites para incorporar al delantero

.
x. fernández
a coruña / la voz

Vendrá otro, pero al menos ya hay dos. A falta de que se resuelvan los trámites oportunos (esa fase que ha dado algún disgusto al Deportivo), Adrián López volverá a jugar como local en A Coruña y se alistará en el proyecto blanquiazul de cara a la próxima campaña. Un par de semanas antes de que el Real Madrid rinda visita a Riazor, Pepe Mel ha encontrado respuesta parcial a su principal demanda. Reclamó un ariete y le traerán un futbolista capaz de desenvolverse por todo el frente de ataque, que dejará resuelto al mismo tiempo (y salvo sorpresa) el puesto de extremo izquierdo, para donde el técnico solo contaba con Bakkali como especialista.

Adrián no contaba para Sergio Conceiçao, como antes no contó para Nuno ni para Lopetegui. En dichas ocasiones, el futbolista asturiano encontró acomodo en el Villarreal. Allí anotó cinco goles en la campaña 2015-2016 y firmó otro par durante el medio curso que pasó entre los del Estadio de la Cerámica, de enero a mayo de este año. Una vez que el actual míster del conjunto luso decidió apartarlo del grupo (actualmente estaba ejercitándose con el equipo B), el jugador volvió a sonar como posible refuerzo para el submarino amarillo. Sin embargo, el Dépor ha conseguido convencerlo de retornar al club en el que militó entre el verano del 2006 y el del 2011 (incluidas dos cesiones de media temporada, al Alavés y al Málaga). La última de aquellas campañas fue una de las mejores del atacante de Teverga, que alcanzó la docena de tantos antes de marcharse al Atlético.

Su carrera como colchonero tuvo un inicio notable (19 dianas) pero fue perdiendo fuelle hasta concluir en el Oporto, donde aún le restan dos años de contrato. El club luso facilitará el retorno de Adrián a Riazor, ya que asumirá buena parte de una ficha inaccesible para el Dépor.

La operación podría quedar resuelta a lo largo de hoy, coincidiendo con la disputa del Teresa Herrera. En cuanto se cierre, el asturiano se unirá al plantel coruñés para competir por un puesto en el frente de ataque. La incorporación no cierra la delantera deportivista; se busca un ariete nato que compita con Andone por la condición de referente goleador del equipo.

El Teresa Herrera, termómetro de la pretemporada

La Unesco llegó a rebufo, y para cuando la reconoció como patrimonio de la humanidad, en verano del 2009, la Torre de Hércules acumulaba décadas erigida en seña de identidad de A Coruña. No le hizo falta título para convertirse, por ejemplo, en principal reclamo turístico de la urbe; protagonista de toda suerte de mercaderías para pasajeros de crucero. Hay torre en bola con nieve, torre con calendario, torre sujetapapeles y hasta versión hortera dotada de termómetro. La que hoy pone el Dépor en juego supera por mucho en lujo, detalle y tamaño cualquiera a disposición de visitantes, pero también mide temperaturas; con más precisión que las fabricadas en serie sobre escayola. La fiebre de la grada, la salud del plantel, la estabilidad del míster... El encuentro que hoy, a las 20.30 horas (TVG), disputarán el conjunto blanquiazul y el West Brom inglés trae colgado el cartel de amistoso, pero llega a dos semanas de que arranque la Liga, tras dos fiascos consecutivos en las últimas riñas de fogueo y con varias líneas del equipo todavía por cerrar.

Falta un punta (aparte de Adrián) y un portero. También un extremo izquierdo, aunque es probable que con el asturiano quede cubierta esa plaza. Resta además colocar a varios jugadores (tres como mínimo). Y, fundamentalmente, mejorar sensaciones y sintonía con la hinchada.

Del partido en Oporto, el más difícil de la fase preparatoria, salieron goleados los de Mel, que aludió a la obvia diferencia de planteles para explicar la severa derrota. Para disculpar el empate a cero de Oviedo, anteayer, podría esgrimirse la ausencia de varios futbolistas que apuntan a titulares cuando empiece la Liga, pero más difícil resulta defender el pobre espectáculo ofrecido en el Tartiere. Frente a un conjunto de categoría inferior, el Dépor apenas llegó a disparar entre los tres palos y exhibió un juego plano, sin mordiente alguna.

Para hoy no hay excusa posible: el conjunto blanquiazul solo acusa la baja de Carles Gil, y el adversario concluyó décimo en la Premier la pasada temporada. Tras la cita con el West Brom, restará únicamente la de Tenerife, el próximo sábado, antes de que arranque lo serio. Urge una mejora. Especialmente, en el tramo de césped que va de la medular al área rival. Ahí se atasca el Deportivo. 

Dos líneas cerradas

De momento, las mejores sensaciones las han transmitido la zaga y el centro del campo; las dos únicas líneas cerradas, salvo salida imprevista. En ellas los candidatos superan por mucho a las plazas disponibles y el Teresa Herrera les dará oportunidad de hacer méritos frente a su hinchada.

El conjunto femenino se medirá al Athletic a las 18 horas

El Deportivo Abanca disputará a las 18 horas la quinta edición del trofeo Teresa Herrera femenino, en la que tendrá como rival al Athletic. El conjunto bilbaíno es un clásico del fútbol femenino nacional. Dirigido por Joseba Agirre (exjugador del Athletic y del Celta, entre otros clubes), concluyó la Liga Iberdrola 2016-2017 en la quinta posición, solo superado por Atlético de Madrid, Barcelona, Valencia y Levante. En la edición del año pasado, el Deportivo se impuso al Villarreal.

Votación
14 votos
Comentarios

Adrián López se apunta al nuevo proyecto