Solidez y los argumentos de siempre

Juanfran y el orden, claves en la cómoda victoria del Dépor en Tenerife para cerrar la pretemporada


Media docena de centros de Juanfran acabaron en gol la pasada temporada. En esta ha empezado pronto a repartir asistencias, y ayer, en la última cita de precampaña, ya sirvió dos envíos con final feliz. El primero a Andone y el segundo a Fede Cartabia. Ninguno de los citados es novedad en el Dépor, aunque el argentino haya pasado un curso en tránsito de ida y vuelta a Valencia con parada en Braga. Mel defendió su nueva fórmula con viejos argumentos, todos de peso si se atiende al resultado frente a un adversario que disputó hasta el final la promoción de ascenso a Primera hace solo unos meses.

La precampaña blanquiazul se cerró de la mejor manera en La Orotava, sin sufrir y frente a un oponente de cierto caché, que nada tenía que ver con los conjuntos de Segunda B y Tercera que jalonaron la gira gallega. Tampoco con el West Brom, disminuido temprano por la expulsión que lo acantonó en torno a su meta. Si el nivel del conjunto coruñés está cuatro goles por debajo de un Oporto de Champions, también anda tres por encima de un Tenerife embravecido, al que contuvieron sin muchos problemas entre la medular y la zaga dispuesta por Mel. Las escasas ocasiones en que los chicharreros rompieron líneas murieron en Rubén, primera opción del técnico en la plaza que más dudas despierta hasta la fecha. Hay dos candidatos sin ventaja para ocuparla (Tyton jugó tras el descanso) y se espera un tercero antes del cierre de mercado.

Andone sigue ganando crédito

El otro puesto aún por reforzar está en la punta opuesta, donde Andone sigue a la espera de rival. No será en principio Adrián, contratado para varios quehaceres, pero no como referencia arriba. Mientras llega quien le encarezca el puesto, el rumano sigue haciendo méritos, y en la isla volvió a marcar. Abrió con un cabezazo la cuenta que amplió Fede llegando desde atrás. La cerró Borges desde el punto de penalti, demostrando que su error desde los once metros contra el Granada no le pasará factura en el turno de lanzador.

Eso, siempre que el tico retenga su lugar en el once, del que ayer no se movió. Él, parte esta vez de un doble pivote, y Cartabia fueron los únicos que completaron la hora y media sobre el césped. La medular funcionó, con Guilherme muy suelto para poner orden en el juego blanquiazul. También la zaga, donde Schär volvió a exhibir dotes con y sin balón. De la tendencia de los extremos al escarceo y a la diagonal se aprovecharon los laterales. Luisinho subió mucho. Juanfran también. Y asistió.

Votación
16 votos
Comentarios

Solidez y los argumentos de siempre