Tino Fernández dice adiós

El consejo de administración del Deportivo convocará una junta de accionistas para el mes de junio en la que sus miembros renunciarán a sus cargos y de la que deberá salir un nuevo equipo de gobierno


Un 1-2 frente a un Extremadura que llegaba en puestos de descenso. Verse incluso fuera de los puestos de promoción a Primera a falta de siete jornadas para el final de la Liga regular. Y, finalmente, oír a Riazor gritar: «Directiva, dimisión». Fue demasiado para Tino Fernández y su consejo de administración. Tanto, que tras unas horas de reflexión, aprovecharon la habitual reunión de los lunes del grupo de gobierno para poner fecha de caducidad a su mandato.

El todavía máximo responsable del Real Club Deportivo de La Coruña anunció poco antes de las ocho y media de la tarde la convocatoria de una junta extraordinaria de accionistas en la que él y sus consejeros (Martín Pita, Juan José Jaén, Enrique Calvete, Daniel Ramos y Ramón Piña) renunciarán a sus cargos para que entre un nuevo equipo de gobierno.

«El Real Club Deportivo de La Coruña SAD anuncia la convocatoria de una Junta General Extraordinaria de Accionistas en la que los seis miembros del Consejo de Administración de la entidad renunciarán al cargo para proceder al nombramiento de un nuevo equipo de gobierno. Tras la reunión del consejo de administración de hoy se han dado instrucciones a la asesoría jurídica del club para que en el menor plazo posible se publiquen los anuncios oficiales y dicha Junta se celebre. El consejo de administración del Real Club Deportivo quiere pedir a todo el deportivismo el máximo apoyo en lo que resta de temporada para que se puedan alcanzar los objetivos, todavía materializables, de sus dos principales equipos: el ascenso», recoge el comunicado oficial publicado por la centenaria entidad.

Esta futura renuncia no significa que el club quede huérfano en estos momentos. Mientras la junta extraordinaria no se celebre, el actual consejo de administración mantiene plenas facultades para dirigir la sociedad anónima deportiva.

Los plazos aproximados del proceso sitúan la junta de accionistas no antes del mes de mayo. Salvo que la asesoría jurídica se acoja a un proceso de convocatoria de urgencia -no parece probable que lo haga-, lo normal es que tarde entre diez y quince días en anunciar la convocatoria de la junta. A partir de ahí, tiene que transcurrir, al menos, un mes para que se celebre dicho acto.

Según algunas fuentes consultadas, la intención de Tino Fernández es, precisamente, no dejar el club hasta que la temporada haya concluido y, en el caso de que el primer equipo se meta en el play-off de ascenso, esta no concluirá hasta mediados de junio, momento en el que entendería que ha llegado su momento

Cinco años de mandato, un cambio en el consejo y ninguna alternativa

Cinco años y tres meses lleva Tino al frente del Deportivo. El segundo máximo accionista de la entidad blanquiazul aterrizó en la plaza de Pontevedra un 22 de enero del 2014 (había ganado un día antes) acompañado de un grupo de cinco consejeros más de los que cuatro han aguantado con él hasta que el próximo mes de junio diga adiós. Solo hubo una salida en este tiempo. La de Fernando Vidal. Precisamente, el hombre fuerte de aquel consejo inicial que se apartó a un lado por discrepancias con el máximo mandatario. Su puesto lo ocupó con posterioridad Ramón Piña. En este tiempo, mucho ruido alrededor, pero ni una alternativa. Solo un amago, que quedó en nada.

Tino Fernández, el hombre que resucitó al Dépor

Pablo Gómez

Llegó en el 2014 con el respaldo de 45.000 acciones a un club herido de muerte, con 160 millones de deuda y gestionado en base a las irregularidades de Lendoiro

Agonizaba el Deportivo, institución centenaria, tras un eterno cuarto de siglo de régimen lendoirista. Estaba prácticamente enterrado, con una losa en forma de deuda de 160 millones de euros que le impedía asomar de nuevo a la superficie. Justo en ese momento, en las primeras horas del 22 de enero del 2014, irrumpió la figura de Tino Fernández Pico. Cuarenta y cinco mil acciones le respaldaban y le situaban con pleno derecho en el sillón presidencial. Comenzaba una nueva vida para el Deportivo y toda su afición.

Ni un año tardaron en notarse los efectos balsámicos de la acertada gestión del todavía presidente de la entidad blanquiazul. En doce meses, Tino y su consejo de administración dirigían a un equipo en Primera División y un club que lograba mantenerse al día en sus pagos con Hacienda y que contaba con una plantilla de empleados (tanto deportivos y como no deportivos) que percibía sus salarios en tiempo y forma.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
22 votos
Comentarios

Tino Fernández dice adiós