El martes juzgarán a la presunta yihadista detenida en Viveiro, para quien piden dos años de prisión

La acusan de un delito de autodoctrinamiento, al no ir más allá en sus deseos de atentar «por razones no acreditadas»


VIVEIRO

Lucía Expósito Cao, la mujer de 45 años detenida en julio en Viveiro y en prisión provisional desde entonces, en el marco de una operación antiterroristas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en el marco de una operación antiterrorista, será juzgada este martes en la Audiencia Nacional. Con ella fueron detenidas en Guipúzcoa otras tres personas, también acusadas de ser presuntos yihadistas.

Lucía Expósito fue detenida en la parroquia de Galdo, por ser reincidente en hacer apología del terrorismo en las redes sociales, tras convertirse al Islam años atrás. Ya había sido detenida en otra ocasión, en 2018.

Será juzgada en la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia nacional y la Fiscalía pedirá para ella una pena de dos años de prisión por un delito de autodoctrinamiento, al no ir más allá en sus deseos de atentar «por razones no acreditadas», informa Efe. Además, la Fiscalía le aplica una atenuante porque «sufre una alteración de la personalidad con rasgos preponderantes de excentricidad y extravagancia» junto a «rasgos paranoides y esquizoides».

Lucía Expósito habría dicho que coincidiendo con la festival del Apóstol en Santiago de Compostela, habría pretendido cometer un atentado masivo como el ocurrido en 2017 en Barcelona. Según Efe, en su escrito de conclusiones, la Fiscalía sostiene que la acusada también manifestó su propósito de atentar a una persona a la que se le ha aplicado la ley de protección de datos.

La Fiscalía dice que Lucía Expósito experimentó un proceso de autorradicalización, tras acceder a información propagandística de las organizaciones terroristas Dáesh y Al-Qaeda y difundir imágenes relacionadas con ellas a través de las redes sociales. Desde el 6 de febrero de 2015 tenía una cuenta en Facebook en la que la imagen del perfil era una bandera de Dáesh. Así se habría relacionado con militantes y yihadistas. El material encontrado en los dispositivos electrónicos son concluyentes para sostener esta acusación. En ellos, Lucía Expósito alude a su condición de mártir. También se dedicó a la búsqueda de manuales y todo tipo de información para cometer acciones terroristas, «habiendo tenido acceso a través de la publicación Rumiyah a las instrucciones dadas por Dáesh en las que se invitaba a cometer atropellos masivos».

Además de la pena de cárcel, el fiscal pide que sea condenada a una pena de inhabilitación absoluta de 8 años y a libertad vigilada durante otros dos años.

La yihadista detenida en Viveiro hacía apología del terrorismo en las redes sociales

La Voz
;
Detenidos cuatro presuntos yihadistas en Galicia y País Vasco La detenida viveirense mostró en redes sociales la intención de repetir atentados como los de Barcelona y Cambrils

La mujer, que fue arrestada otra vez el año pasado, asumió los postulados más violentos, según los investigadores

Agentes antiterroristas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil han detenido a cuatro supuestos yihadistas en dos operaciones antiterroristas desarrolladas en tres localidades de Guipúzcoa y en Viveiro. En el País Vasco fueron arrestados tres jóvenes de nacionalidad marroquí, todos de 27 años, que están acusados de colaborar con el Estado Islámico a través de las redes sociales. Según los investigadores de la Policía Nacional, los tres pasaron de ser meros consumidores de propaganda yihadista a usar sus perfiles en Internet como «herramientas de adoctrinamiento y enaltecimiento del terrorismo». En Viveiro, la Guardia Civil detuvo a una mujer de 45 años, Lucía Expósito Cao, por ser reincidente en hacer apología del terrorismo en las redes sociales.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

El martes juzgarán a la presunta yihadista detenida en Viveiro, para quien piden dos años de prisión