Bucks y Kings, últimos equipos de la NBA en cerrar sus instalaciones por el covid-19

La NBA tiene previsto reiniciar la temporada regular el 30 de julio con 22 conjuntos, pero la propagación del virus está dificultando la vuelta a la normalidad


La pandemia del covid-19 está lejos de controlarse en EE.UU, lo que está dificultando la puesta en marcha de competiciones deportivas como la NBA. Los últimos equipos que han tenido que cerrar sus instalaciones han sido los Bucks de Milwaukee y los Kings de Sacramento, que han visto como personal de los clubes se ha contagiado por el virus.

Según EFE, los Kings de Sacramento tuvieron que cerrar sus instalaciones de entrenamiento después de que un miembro de su grupo diese positivo por COVID-19 el domingo, según informó Sam Amick de «The Athletic». El mismo informe periodístico señala que las instalaciones de entrenamiento de los Kings «no se espera que vuelvan a abrir antes de que el equipo viaje a Orlando, el miércoles».

La noticia sobre el cierre de las instalaciones de los Kings se producía horas después de que los Bucks de Milwaukee también hubiesen decidido cerrar las suyas por la misma causa. Los Net de Brooklyn, Nuggets de Denver, Suns de Phoenix, Heat de Miami y los Ángeles Clippers, también cerraron sus instalaciones a principios de esta semana, según Marc Stein, del New York Times debido a varios casos positivos de coronavirus.

La vuelta a la competición

La NBA tiene previsto reiniciar la temporada regular el 30 de julio con 22 equipos en el Walt Disney World Resort, y los cierres de instalaciones deportivas de casi un tercio de las franquicias que van a participar no es la mejor noticia que podía tener la liga.

Varios jugadores ya han decidido oficialmente no viajar a Orlando con sus respectivos equipos debido a distintos factores que les impedían poder competir al máximo nivel. El primero que dio el «no» a Orlando fue el escolta Avery Bradley, de Los Ángeles Lakers, seguido por el veterano escolta alero de origen dominicano Trevor Ariza, de los Trail Blazers de Portland, ambos por motivos familiares.

El pívot de los Nets, DeAndre Jordan, informó que tras haber dado positivo al COVID-19 había decidido no arriesgar su salud de cara al futuro. Lo mismo sucedió con el escolta alero franquicia de los Pacers de Indiana, Victor Oladipo, quien anunció que no quería arriesgar su recuperación tras una grave lesión en la rodilla derecha el pasado 23 de enero cuando su equipo se enfrentó a los Raptors de Toronto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bucks y Kings, últimos equipos de la NBA en cerrar sus instalaciones por el covid-19