Inditex supera la era covid: ya vende más que antes de la pandemia y obtiene un beneficio de 421 millones

Sofía Vázquez
Sofía Vázquez REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Pablo Isla, en una imagen de archivo
Pablo Isla, en una imagen de archivo

La empresa textil facturó más en todas las cadenas y en todas las áreas geográficas en las que opera pese a tener aún un 16 % de sus tiendas cerradas

10 jun 2021 . Actualizado a las 08:20 h.

Inditex, que para algunos analistas se ha revelado como termómetro económico de ámbito internacional, ha superado la era covid y ya vende más que antes de la pandemia. Entre el 1 de mayo y el 6 de junio, su facturación creció un 102 % respecto a la de hace un año y un 5 % sobre la del 2019.

El beneficio en el primer trimestre fue de 421 millones, después de que sus cajas registradoras facturaran 50 millones cada día. Las ventas online, a tipos de cambio constante, registraron un incremento del 67 %.

Esta tendencia de superación de la pandemia se observó en todas las áreas geográficas y en todas las cadenas, a pesar de que el 16 % de las tiendas continuaron cerradas en los tres primeros meses del ejercicio fiscal. Las restricciones afectaron a mercados tan importantes como el Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, Portugal y Brasil.

Respecto a los márgenes, el bruto sobre ventas fue de 2.962 millones de euros, hasta situarse en el 59,9 %, incrementando ligeramente el que había registrado en el 2019, cuando nada hacía presagiar una pandemia mundial.

«Los resultados —dijo el presidente de Inditex, Pablo Isla, en conferencia con los analistas— muestran una progresiva y fuerte recuperación [...] El tráfico en las tiendas se ha ido acelerando semana a semana».

El máximo ejecutivo de la multinacional no mostró ninguna duda respecto a que la estrategia adoptada es la correcta: el modelo de negocio totalmente integrado, digital y sostenible «continúa dando resultados», aunque hay otro «factor decisivo en estos momentos de desescalada, que es el compromiso de todas las personas que integran Inditex». Ellas, según se indica en un comunicado oficial, «son lo primero. Tienen un fuerte compromiso individual y viven una cultura corporativa única».

Sobre el que denomina «efecto absorción de tiendas» anunciado en junio del 2020, la compañía considera «que ha sido superado totalmente en la venta en tienda y online», y asegura que en ello ha influido de manera directa el sistema de gestión integrada del inventario, que permite enviar un pedido de Internet desde el inventario de la tienda que resulte más eficiente.

La transformación que está llevando a cabo Inditex respecto a su apuesta comercial es profunda. Pone en marcha tiendas de mayor superficie y con mayor capacidad de integración tecnológica que absorben a otras más pequeñas. Esta política la está llevan a cabo en todos los países en los que está presente. Desde el año pasado se cerraron ocho establecimientos en Galicia y este verano lo harán ocho más, casi todos ellos en la provincia de A Coruña. A cambio hubo ampliaciones y reformas en 13 establecimientos en Santiago, Vigo, Ferrol, A Coruña, Narón y Santiago. A nivel internacional, en el primer trimestre se contabilizaron aperturas en 21 mercados. En la actualidad tiene 6.758 tiendas.

Respecto a la tecnología, el presidente de Inditex enfatizó el papel clave que ha jugado la gestión integrada del inventario —a través de la tecnología SINT y RFID— en la consecución de los resultados en general, y del margen bruto (precio de venta menos el coste de producción) en particular. De acuerdo con los datos aportados por Isla ante los analistas, este tipo de tecnología, además de dar un mejor servicio al cliente, permite una venta full price con casi cero promociones y una mejor posición de inventario, en el sentido de que este también crece por debajo de la evolución de las ventas.

Durante el período 2020 y 2022, las inversiones previstas sumarán 900 millones cada año. Solo la inversión digital en ese período alcanzará mil millones.

La capacidad de la empresa gallega en la generación de dinero de caja volvió a ser llamativa en el primer trimestre. Inditex tiene disponibles «en el cajón» para acometer cualquier incidencia o inversión 7.176 millones de euros, un 25 % más que un año antes y también superior al primer trimestre del 2019 (6.660). Tanto el control del crecimiento de gastos operativos (19 %) como el control del inventario (crece por debajo de las ventas) son dos puntos de obsesión para la compañía.

En las primeras semanas del segundo trimestre, la multinacional ya tiene abiertas el 98 % de sus tiendas, «con una muy buena recepción de las colecciones de primavera».

En la comunicación a la CNMV, la compañía anunció que el consejo de administración propondrá a la junta general de accionistas, que se celebrará el 13 de julio en Arteixo, el pago de un dividendo de 0,70 euros por acción. Se abonará en dos tramos iguales, el 3 de mayo y el 2 de noviembre.

Marta Ortega, muy pendiente del proyecto de Zara Beauty 

Marta Ortega ocupa en la actualidad un puesto relevante en la dirección de la multinacional, concretamente del área de Zara.

Según fuentes próximas a la compañía, fue ella la que lideró, junto con un equipo muy próximo de profesionales, la apuesta de Zara Beauty, la nueva colección de maquillaje con fórmulas de alta calidad, envases recargables y no testadas en animales que salió al mercado el 12 de mayo. Zara Beauty, que tiene una paleta de 130 colores, está disponible online y en espacios específicos de tiendas seleccionadas. 

En la presentación de resultados, el comunicado lanzado al mercado por Inditex dice que «la acogida de esta línea ha sido muy satisfactoria» y en el mismo sentido se pronunció Pablo Isla ante los analistas.

Ramón Reñón, en el recinto de Casas Novas, en el año 2004

Ramón Reñón, histórico de Inditex y amigo personal de Amancio Ortega, deja la empresa

La Voz

Ramón Reñón Túñez, histórico en Inditex y amigo personal de Amancio Ortega, ha decidido renunciar a su cargo en condición de director general adjunto al presidente, al considerar que ha culminado su etapa profesional tras casi 30 años.

A través de un comunicado enviado a la CNMV, Pablo Isla expresó el reconocimiento y el agradecimiento de la empresa hacia un profesional que contribuyó «al éxito de la compañía en su expansión e internarcionalización».

Desde su incorporación a Inditex, Reñón Tuñez estuvo ligado al área inmobiliaria, tanto en la búsqueda de locales como en la negociación de los alquileres en los que se iban estableciendo las tiendas Zara. Conforme pasaron los años, este profesional - «risueño, elegante y muy buena persona», comentan personas próximas en la compañía -  lideró el área de expansión y negoció contratos por todo el mundo, ya que él era el responsable de identificar los emplazamientos más adecuados para las nuevas tiendas. También llevó las negociaciones con los centros comerciales en los momentos en que estos se convirtieron en caseros habituales en la estrategia de la multinacional, que solía desembarcar con varias marcas.

Seguir leyendo