Empresas que nacen del espacio

La Agencia Espacial Europea ha inaugurado esta semana en Madrid una incubadora empresarial que permite a los emprendedores desarrollar sus ideas para crear nuevos proyectos a partir de la tecnología espacial.

.

Redacción / La Voz

La tecnología espacial siempre ha estado en la vanguardia de la innovación. Y gran parte de los avances diseñados específicamente para las misiones se han acabado incorporando a la vida cotidiana, sin que mucha gente sepa cuál es su verdadero origen. No solo el progreso en los sistemas de comunicación o la implantación de microchips en ordenadores y teléfonos móviles fueron primero un invento de los ingenieros de la NASA o de la Agencia Espacial Europea, sino que objetos tan imprescindibles en la vida cotidiana como la pasta de dientes, el teflón de las sartenes, los pañales desechables, los filtros de agua, la pintura anticorrosiva o la tecnología de los marcapasos también proceden de la investigación orbital. Los ejemplos de las aplicaciones son prácticamente infinitos.

De este enorme potencial es consciente la Agencia Espacial Europea (ESA), que acaba de inaugurar en Madrid un Centro de Incubación de Negocio (BIC) para el apoyo a los emprendedores que quieran transformar en empresas sus ideas de utilización de la tecnología espacial en otros aspectos de la vida cotidiana.

Crear riqueza

De lo que se trata es de unir a los emprendedores con la tecnología para que puedan transformar sus ideas en productos que lleguen a la sociedad y, de paso, se cree riqueza. En este caso se trata de una colaboración entre la ESA y la Comunidad de Madrid que gestiona la Fundación para el Conocimiento madri+d. La capital de España fue elegida porque es donde se concentra gran parte de la industria aeroespacial española, aunque no es el primer BIC que la agencia espacial ha puesto en marcha en España y en Europa. En la actualidad cuenta con 16 incubadoras de este tipo repartidas por el continente, de las que una de ellas ya funciona desde hace unos años en Barcelona.

Desde el inicio el programa, impulsado por la Oficina de Programación de Transferencia de Tecnología de la ESA, se ha dado soporte a más de 400 empresas tecnológicas de rápido crecimiento en Europa. En el caso del centro madrileño ya se han seleccionado 14 proyectos para su lanzamiento. Las actuaciones en marcha desarrollan en su gran mayoría tecnologías relacionadas con el procesamiento de señales de satélite y con sistemas de navegación y posicionamiento por satélite (GNSS) para aplicaciones en el ámbito de las aeronaves no tripuladas, los servicios aeroportuarios o las energías renovables, entre otras. Se trata de iniciativas empresariales que conllevan la creación de empleo altamente cualificado, con un impacto económico notable y que suponen transferencia de tecnología y una mejora en la capacidad de innovación del tejido productivo.

Las empresas participantes desarrollan sus proyectos en centros de I+D promovidos por cinco de las universidades públicas madrileñas. La iniciativa también cuenta con el apoyo de la industria espacial.

Votación
0 votos
Comentarios

Empresas que nacen del espacio