Así se puede comprar en el comercio electrónico en Navidad y no perjudicar al planeta

Aunque la sensación es que son compras más sostenibles, la realidad en que aumentan las emisiones y se multiplican los plásticos y cartones de los envoltorios


Redacción

Es un mercado que no deja de crecer y cada día está más incorporado a la vida cotidiana de los españoles. Según los datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la Sociedad de la Información, el comercio electrónico creció en España en el 2018 más de 32%. Más de 21 millones de personas compraron online el pasado año. Son 4 millones más que en el 2017. Según la CNMC, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, esto ha supuesto que los envíos hayan crecido un 16%, pese al desplome de la actividad tradicional postal.

El boom navideño

Si recibir compras del comercio electrónico en casa es ya de lo más frecuente, las cifras alcanzan elevadísimas cotas en la época de compras por excelencia: la Navidad. Una época de regalos y de fiebre consumidora que ya no se centra solo en el mes de diciembre, sino que empieza en noviembre con la fiebre black friday. Según un estudio de BBVA del 2016, el volumen de compras online en noviembre supera ya a las realizadas en el último mes del año.

La importancia del transporte

El alto consumo en estas fiestas no tiene que suponer terminar con los recursos del planeta. El comercio electrónico no tiene que ser, por lo tanto, perjudicial para la naturaleza.

Uno de los puntos más conflictivos tiene que ver con las entregas y devoluciones. Cada vez hay más procesos de entrega y, por norma general, los pedidos llegan a los domicilios empaquetados de forma independiente. ¿El resultado? Mayor número de residuos. Y es que son muy pocas las empresas que se han comprometido a reducir sus emisiones. Sí presume de hacerlo, por ejemplo, un gigante como Seur. La compañía asegura haber reducido más de 5% sus emisiones de CO2 en el 2018. Entre sus iniciativas, poner el foco en la última milla y en su flota ecológica, con la que aseguran haber entregado 380.000 paquetes al mes el pasado año.

Solo Correos prevé aumentar en un 21% sus envíos esta Navidad, es decir, más de 27 millones de paquetes en este período. Para todo esto, el operador postal ha adquirido 626 vehículos. De ellos, el 35% son eléctricos.

La clave está en el envoltorio

Que el envío de paquetes se multiplique, implica también que se multipliquen los embalajes. Aunque las compras lleguen al mismo domicilio, normalmente vienen separadas en varios paquetes, con lo cual aumentan los residuos, especialmente los de plástico y cartón. 

Desde Ecoembes recuerdan que, aunque las fechas sean especiales, todos estos residuos también deben ir al contenedor adecuado: los envases de plástico o metálicos siempre al contenedor amarillo. En el caso del papel o cartón, el envoltorio debe ir al azul.

Pero el compromiso con el medio ambiente no debe ser una cuestión solo de nuestras decisiones en el hogar. En el consumidor está parte de la responsabilidad de elegir qué productos compra y de qué compañía en base a su política de packaging sostenible. La concienciación con el medio ambiente está haciendo que cada vez más empresas, desde las pequeñas a las grandes multinacionales, estén tomando nota.

Amazon lleva desde el 2008 trabajando en cómo gestionar uno de sus grandes volúmenes: los embalajes de sus mercancías. Para ello, la compañía ha desarrollado iniciativas para la reducción de los materiales de empaquetado, minimizando el volumen de residuos generados. Su llamado Paquete Abrefácil es 100% reciclable y no contiene fundas plegables de plástico duro, cintas de plástico o bridas.

En el caso de Inditex, el gigante textil le llama a sus envíos eficientes Green to pack. Aseguran que en su tienda online, el 100% de los envíos se distribuyen en cartón reciclado y que más del 50% proviene de sus propias cajas. Además, la compañía apunta que las bolsas de plástico empleadas en los pedidos o que entregan a sus clientes en tienda cuentan también con «un porcentaje de plástico reciclado».

Pero no solo los grandes presumen de grandes iniciativas. En volúmenes más pequeños se están dando grandes ejemplos de sostenibilidad y medio ambiente.

En Galicia, Xiro Atlantic Denim han escogido materiales biodegradables y reciclados para sus embalajes.El resultado es Ocean Bag, una bolsa compuesta de redes de pesca, sobrantes de denim orgánico de sus producciones y jersey de cáñamo.

Una problemática que es extensible a otros elementos como los recibos en papel. Cada vez hay más iniciativas que apuestan por el formato digital. En la comunidad gallega, Tickephant envía los justificantes a los teléfonos o correos electrónicos que cuenten o no con su aplicación. 

Concienciando

El 80% del impacto ambiental generado por los envases del comercio electrónico se puede reducir en la fase de diseño con un modelo adecuado y sostenible para el embalaje. Esta fue una de las conclusiones de Ihobe - la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco-, Ecoembes  y AECOC -la Asociación de Empresas Fabricantes y Distribuidoras de gran consumo-. Las tres entidades firmaron hace un año un acuerdo de colaboración que persigue que los embalajes derivados del comercio electrónico se reduzcan y sean ambientalmente más sostenibles. 

El objetivo de esta iniciativa es transmitir la importancia que tiene el ecodiseño y la prevención a la hora de reducir el impacto ambiental de los envases a lo largo de todo su ciclo de vida.

Además, Ecoembes celebraba hace unos días en Madrid una nueva edición de Recycling Market Xmas Edition, el primer mercado de Navidad donde todos los productos provienen del reciclaje.

Se trata del primer mercado navideño que invita a los participantes a reflexionar sobre el origen de los regalos.

También para los reyes de los regalos

Regalar divertido tampoco significa no comprometerse con el planeta. En Galicia hay divertidas iniciativas sostenibles para fomentar la creatividad de los más pequeños, pero también con un total o alto componente de sostenibilidad.

Un ejemplo son los juguetes de madera de Cucuducho. En estos elementos hay mucha madera de plantaciones sostenibles. Ejemplo de cuidado del medio ambiente son también las opciones de Kandoro: sus ciudades de cartón, reciclables y ecológicas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Así se puede comprar en el comercio electrónico en Navidad y no perjudicar al planeta