Rivera y Vázquez critican a Sánchez por someterse al «griterío de las minorías»

El líder de Ciudadanos y el histórico alcalde socialista llaman a defender la Constitución

Rivera y Vázquez critican a Sánchez por someterse al «griterío de las minorías» El líder de Ciudadanos y el histórico alcalde socialista llaman a defender la Constitución.

a Coruña / La Voz

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el histórico exalcalde socialista de A Coruña, Francisco Vázquez, hicieron ayer un llamamiento a «levantar la voz», dijo Vázquez, para defender la Constitución, la unidad de España, y la «igualdad, la solidaridad y el bienestar» frente al nacionalismo y al populismo, en un momento «tan grave» para el país. Su encuentro se produjo unos días después de que responsables de Ciudadanos planteasen la posibilidad de contar con el apoyo de Vázquez, aunque él mismo la rechazó.

En el auditorio principal del palacio de congresos Palexco de A Coruña, ante más de un millar de personas que acudieron a la cita a las siete de la tarde, y a pesar del temporal, los dos políticos cargaron contra lo que Rivera definió como el «sanchismo», la alianza de «lo que queda del Partido Socialista» con los nacionalistas y Podemos. Vázquez no se refirió de forma explícita a Sánchez, pero criticó «las alianzas con los que quieren destruir el sistema y presentar un modelo ajeno a los valores democráticos», y advirtió del error que supone «someter la acción política al griterío de las minorías».

Sobre Cataluña, coincidieron en que los independentistas dieron un golpe de Estado y en que el Gobierno no está actuando como la situación requiere para evitar perder su frágil mayoría.

El exalcalde señaló que se empieza a tener la sensación «de que para mantenerse en el poder se está negociando con la idea de España» y, tras elogiar el papel de la Justicia, «que ha defendido el Estado de derecho frente a silencios y complicidades», lamentó la «sensación tremenda de que desde el Ejecutivo se intentaba presionar a los jueces». Planteó incluso que se excluyese a la Abogacía del Estado del proceso contra los independentistas, por plantear que sean acusados de sedición y no por rebelión.

Rivera sí hizo referencia al PSOE en varias ocasiones. Empezó criticando la decisión del presidente del Gobierno de «acabar con el Constitucionalismo y crear el sanchismo», y advirtió al líder del PSOE que su alianza con los populistas y con los nacionalistas acabará en fracaso, «porque los nacionalistas son insaciables: hasta que no se carguen España no van a parar».

Rivera, que lamentó el «mercadeo de votos» y que «se buscan indultos a cambio de apoyos», fue muy duro con las formaciones nacionalistas. Citó al expresidente francés Mitterrand: «El nacionalismo es la guerra»; y se preguntó «cómo se puede gobernar España con quienes han destruido Europa» y «cómo se pueden negociar los Presupuestos en la cárcel», en referencia a la visita de Pablo Iglesias a Oriol Junqueras en la prisión de Lledoners.

Ante esas circunstancias, Rivera proclamó su deseo de alistarse en un «ejército civil de ciudadanos libres e iguales» que intente «parar esto». El líder de Ciudadanos insistió en la necesidad de que los «moderados» se pongan en marcha para combatir social e intelectualmente el nacionalismo y el populismo, porque «si seguimos cediendo, tendremos que pedir perdón por sacar la bandera o ir a un pueblo navarro. Nos están arrinconando».

Lo ocurrido en Alsasua también puso de acuerdo a ambos políticos. Rivera criticó que el PSOE, en vez de criticar a quienes les «tiraron piedras», los acusase de ir a crispar. «Si algún día le montan algo parecido al PSOE, me pondré del lado de la democracia, no de la violencia», dijo. Vázquez se calificó de «crispador, y a mucha honra: ¿o es crispar gritar viva España?».

Rivera tocó el tema de la reforma constitucional, que a su juicio deben lanzar las fuerzas constitucionales, pero ambos dieron prioridad a defender el texto vigente, especialmente Vázquez.

Pese a las coincidencias, y a su confesa mutua admiración política, recordaron sus diferencias ideológicas. Rivera explicó el encuentro de «un socialdemócrata y un liberal» por la grave situación. Vázquez se mostró satisfecho de estar allí, defendiendo «las ideas y valores que siempre» mantuvo.

Feijoo augura malos resultados para Ciudadanos en Galicia

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, auguró ayer «moi poucos resultados» en Galicia para Ciudadanos, partido al que en el 2016 (últimas elecciones autonómicas) los gallegos situaron fuera del Parlamento autonómico. Tras reunirse con el alcalde de Ourense, Jesús Vázquez, el presidente gallego apeló a esos resultados para opinar que «nada» ha cambiado desde entonces para que los gallegos otorguen su confianza a la formación de Albert Rivera. Núñez Feijoo aseguró que Ciudadanos no ha presentado «ningún proxecto, ningunha candidatura nin ningún modelo galego», al tiempo que cuestionó sus posicionamientos sobre el tren de alta velocidad a Galicia o los intentos de traer «problemas importados» de otras comunidades sobre la lengua.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
43 votos
Comentarios

Rivera y Vázquez critican a Sánchez por someterse al «griterío de las minorías»