Quién es quién en la ruptura de En Marea

La mayoría de los diputados se sitúan en el sector crítico, pero ahora serán los ciudadanos los que quiten y pongan


santiago / la voz

Habrá dos candidaturas para las elecciones generales surgidas de lo que un día se llamó la «unidade popular» de  En Marea. Una, la del sector oficial capitaneado por Luís Villares, conservará la marca. La otra, que deberá buscar nombre, aglutinará a los críticos. Si el foco se centra en las fotos de los rostros más conocidos, aquellos que hoy tienen cargos institucionales en el Parlamento de Galicia, en el Congreso o en el Senado, habrá que concluir que la mayor parte de ellos harán campaña a favor del nuevo proyecto. Porque con Villares solo están tres diputados de O Hórreo -Pancho Casal, Paula Vázquez Verao y Davide Rodríguez- y una de Madrid: Alexandra Fernández.

Pese a ello, Villares ganó las primarias celebradas a finales del año pasado. Eso tampoco quiere decir mucho respecto a los comicios que se abren ahora, porque por primera vez desde las elecciones autonómicas del 2016, En Marea -o mejor dicho, lo que fue En Marea- se enfrenta al escrutinio de los ciudadanos, y no al de sus inscritos.

El peso de la marca

De entrada, las dos corrientes tienen bastante que perder, y lo que tengan por ganar es una incógnita que se despejará el 28 de abril. El sector crítico tiene a su favor el tirón de las ciudades, porque tanto Marea Atlántica como Compostela Aberta o incluso Ferrol en Común cuentan con unas bases fieles cuyo voto parece garantizado. Pero eso también se les puede volver en contra, dado que habrá votantes al margen de las cuestiones internas que seguirán relacionando a Martiño Noriega, a Xulio Ferreiro o a Gómez-Reino con En Marea. La posesión de la marca por parte del sector oficial es un caramelo envenenado, porque si bien cuenta con la ventaja de que la población la reconoce, también puede asociarla a los conflictos internos, incluso a aquellos de los que los afines a Villares se desmarcaron, como el de Paula Quinteiro. En Ourense y en Lugo son más las mareas afines a los villaristas, pero En Marea es, sobre todo, un fenómeno urbano.

Las fichas están ya en la casilla de salida. Empieza la partida.

El portavoz de Anova no tardó en pasar de ser el principal apoyo de Villares en O Hórreo a ser su principal contrincante, aliado con el sector crítico y con los alcaldes de las mareas.

En Marea se rompe definitivamente

susana luaña
Villares, con Elena Cores, integrante de la nueva coordinadora de En Marea
Villares, con Elena Cores, integrante de la nueva coordinadora de En Marea

Anova, Podemos Galicia y Esquerda Unida impulsan una coalición al margen del partido, que pone en marcha sus primarias e invita al BNG y al PSdeG a un pacto para el Senado

Al final fue Pedro Sánchez, y su convocatoria electoral, lo que precipitó una muerte anunciada desde hace casi dos años. Las dos familias mal avenidas de En Marea se divorcian y se presentarán por separado a las elecciones generales. Anova, Podemos Galicia y Esquerda Unida tratarán de reeditar la coalición que en el 2015 les dio seis diputados y dos senadores, y en el 2016, cinco diputados y una senadora. En Marea, con Luís Villares al frente, se presenta en solitario como partido con el objetivo de obtener un grupo propio e invita a participar en las primarias que abrió ayer a los inscritos, independientemente de su procedencia y de si militan en otro partido.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Quién es quién en la ruptura de En Marea