El 2017 a través de Grada de Río

M. V. F. VIGO

GRADA DE RÍO

El Celta despide un año histórico en el que disputó dos semifinales

30 dic 2017 . Actualizado a las 21:16 h.

Las dos semifinales disputadas marcarán para siempre un 2017 que jamás será un año cualquiera en la historia del Celta. Un año de alegrías que no estuvo exento de polémicas ni de algún otro disgusto, pero donde primaron los éxitos -protagonizados también por la cantera- y donde hubo un nombre que brilló con luz propia: Iago Aspas. Estos son algunos de los contenidos más destacados de Grada de Río a lo largo de los últimos 365 días.

Doble semifinalista

El regreso a Europa diez años después eclipsa casi todo lo demás. Tras cerrar el 2016 clasificado para los dieciseisavos de final, el equipo superó tres eliminatorias en el año que termina, firmando noches de ensueño para cerrarlas a domicilio frente a Shakhtar, Krasnodar y Genk. Eso permitió el hito de disputar la semifinal de Manchester, en la que los celestes se quedarían a un gol que pudo llegar en aquella fatídica jugada de Beauvue y Guidetti, de ser finalistas de la Europa League.

También a un gol se quedó el conjunto vigués de la final de Copa. Fue capaz de deshacerse de Valencia y Real Madrid -en el 2016, del UCAM Murcia en la primera ronda- para vérselas con el Alavés en por un puesto en el partido por el título. De nuevo -aunque cronológicamente esta final fue antes-, no pudo ser. En el 2018, tienen asegurados unos nuevos octavos en los que se medirá al Barcelona.