El Celta regala el empate al Mallorca

GRADA DE RÍO

M.MORALEJO

Los célticos se adelantaron dos veces en el marcador pero los bermellones igualaron con uno menos

15 dic 2019 . Actualizado a las 16:54 h.

El Celta tiene un serio problema y la situación clasificatoria solo es un reflejo de la realidad. Adelantándose dos veces en el marcador, con uno más por la expulsión de Raíllo y ante un Mallorca ramplón no pasó del empate y sigue anclado en la zona de descenso. En esta oportunidad la inconsistencia privó al Celta de un triunfo imprescindible que solo hace alimentar la incertidumbre y el miedo.

Todo iba bien para el Celta en el primero tiempo hasta que el VAR entró en acción. Con tres cambios en el once, con Kevin como principal novedad, el cuadro vigués salió enchufado, intenso, instalado en campo rival y asumiendo que la verticalidad era el camino. El plan se vio beneficiado por el gol de Rafinha de cabeza a los 18 minutos. Un centro de Olaza -fue un puñal por su banda- desde la izquierda posibilitó que un hipermotivado Alcántara marcase de cabeza.

El 1-0 obligó al Mallorca, hasta entonces contemplativo, a dar un paso adelante y a presionar muy alto, devolviendo la moneda al Celta, pero la reacción bermellona no llegó por ahí, sino a través del VAR que entró en acción en dos acciones consecutivas dentro del área viguesa. El Celta zafó la primera, pero la segunda tras larga y tensa espera acabó con De Burgos Bengoetxea señalando los once metros. El delito, un presunto contacto de Okay con un rival. Lanzó Salva Sevilla y aunque Rubén adivinó el lado no pudo evitar el gol.