Ni en la cocina, ni en el baño: dónde debe estar tu botiquín y qué debe contener

Cinthya Martínez Lorenzo
Cinthya Martínez LA VOZ DE LA SALUD

EL BOTIQUÍN

Diferentes elementos que deben incluirse en un botiquín doméstico.
Diferentes elementos que deben incluirse en un botiquín doméstico. La Voz de la Salud

Los materiales de autoprotección y de desinfección de posibles heridas son imprescindibles

24 nov 2022 . Actualizado a las 11:47 h.

Quién no ha sufrido un accidente doméstico en algún momento pese a las precauciones que se puedan tomar. Por eso, lo ideal es que todos tengamos un botiquín de primeros auxilios en casa. Pero no siempre tenemos tan claro qué productos e utensilios debe haber en el mismo. O lo que es más importante, cómo utilizarlos.

Lo primer es saber que el botiquín de primeros auxilios debe estar instalado en un lugar accesible y, sobre todo, conocido por todos los que viven en la casa. Sí, puede parecer una obviedad, pero no es extraño que en el momento que suceda algo, no sepamos dónde lo pusimos en su día o ni siquiera contemos con él. Son situaciones que desde el propio Consejo General de Farmacéuticos, afirman que son habituales. 

¿En la cocina o en el baño? En realidad, los expertos subrayan que no debería de estar en ninguno de estos sitios. Su contenido corre el riesgo de estar más expuesto a cambios de temperatura o de humedad en ambas estancias de la casa. Otro punto es que no esté al alcance de los niños, para evitar posibles disgustos. En resumen: un lugar fresco, seco, con poca luz y lejos de los más pequeños. 

Dicho esto, ¿qué debe contener este botiquín? Los elementos esenciales de un botiquín de primeros auxilios son los antisépticos, material de curas e instrumental. 

Material de autoprotección

Siempre que vayamos a realizar una cura, deberíamos utilizar material de autoprotección ya que nos protegen del contacto directo con la sangre y otros fluidos, secreciones, etc. Importante lavarnos las manos antes de manipular cualquier herida, para evitar posibles infecciones. En este también pueden ser útiles (aunque no imprescindibles) las toallitas con alcohol, que se utilizarán para desinfectar nuestras propias manos antes de realizar la cura. Importante recalcar que estas son para desinfectarnos a nosotros, NO deben utilizarse directamente sobre las heridas.