Rodrigo Sánchez Bayona, oncólogo: «Casi la mitad de las pacientes de cáncer de ovario tienen riesgo de recaer en los primeros dos o tres años»

Uxía Rodríguez Diez
UXÍA RODRÍGUEZ LA VOZ DE LA SALUD

ENFERMEDADES

Dr. Rodrigo Sánchez Bayona, secretario científico de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y oncólogo médico del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid
Dr. Rodrigo Sánchez Bayona, secretario científico de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y oncólogo médico del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid SEOM

El experto analiza este tipo de tumor «silente en etapas precoces, que cuando produce síntomas suele estar en una etapa avanzada» | Sara Carbonero es operada de urgencia

30 nov 2022 . Actualizado a las 15:26 h.

No hay síntomas específicos, tampoco métodos de detección precoz ni causas conocidas. Por eso, el cáncer de ovario se diagnostica en la mayoría de los casos de forma tardía y, como consecuencia, en estadios avanzados. El doctor Rodrigo Sánchez Bayona, secretario científico de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y oncólogo médico del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, responde a todas las preguntas sobre cáncer de ovario.

—La mayoría de pacientes, entre un 70 y un 80 %, se diagnostican en una etapa avanzada de la enfermedad. ¿Por qué?

—El principal problema que hay con el cáncer de ovario, a diferencia de otros tumores, es que cuando produce síntomas, los produce porque la enfermedad ya está en una etapa avanzada, es decir, no hay una manera a día de hoy de hacer cribados para diagnosticarlo de manera precoz, como sí podemos hacerlo con el cáncer de mama a través de las mamografías, por ejemplo. El cáncer de ovario es una enfermedad muy silente en etapas precoces. Cuando la mujer consulta porque tiene síntomas es porque el tumor está ya más extendido.

—¿Hay algo que se pueda hacer para detectarlo antes?

—A día de hoy el mejor consejo que se puede dar a la población es el ser muy estrictas con las revisiones ginecológicas. Todas las mujeres deben hacer una revisión ginecológica anual porque no hay ninguna técnica que haya demostrado ser útil como cribado poblacional para hacer de forma generalizada. 

—¿Cómo se diagnostica?

—Los dos pilares del diagnóstico son la ecografía vaginal ginecológica, donde se suelen estudiar los ovarios y ver si hay algún tumor. Y también hay que hacer un TAC, una tomografía computarizada para ver la extensión. Generalmente en el cáncer de ovario, cuando la enfermedad está avanzada, se puede intentar tomar una biopsia y, si no, la biopsia definitiva se realiza en quirófano. Es decir, por un lado está la prueba de imagen y luego, como en cualquier tumor, la biopsia que es la que tiene la última palabra.