En tierra de lobos, rebecos y perdices

María Guntín
María Guntín OS ANCARES / LA VOZ

LUGO

La Reserva de Caza de Os Ancares ocupa 7.800 hectáreas. Es el mayor espacio natural de Galicia, además de una de las zonas con más densidad de lobo de todo el país

03 abr 2021 . Actualizado a las 19:14 h.

Una barrera natural que marca el límite de Galicia con Asturias y Castilla y León custodia un territorio desconocido, pero de un valor incalculable. La Reserva Nacional de Caza de Os Ancares ocupa 7.800 hectáreas de la provincia de Lugo. Los que allí vivieron y los que aún quedan lograron conservar y cuidar de un legado que ahora está en manos de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivenda que depende de la Xunta de Galicia.

Este espacio natural —el mayor de toda Galicia— es tierra de lobos, rebecos, cabras montesas, comadrejas, osos y una gran variedad de fauna. Pero la reserva también sobresale por el alto valor de su flora: robles, castaños, acebos o pinos dan forma a un paisaje de montaña que ha ganado la partida al paso de los años. También predominan los brezales, que cubren buena parte de las laderas de estas montañas cuya altitud roza en muchos casos los 2.000 metros sobre el nivel del mar.

Aunque la riqueza faunística es irrebatible, algunas poblaciones se han visto mermadas por algunos parásitos, motivo por el cual la caza ha estado vedada. Así lo explica el jefe del Servicio de Patrimonio Natural de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio y Vivenda en Lugo, Víctor García, que también llevó en tiempos la dirección de la reserva.