Vísperas de un gran partido

Ricardo Hevia LUGO

LUGO

CARLOS GUERRERO

15 oct 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

o regresó el Breogán de su viaje a Málaga con las mismas sensaciones con las que volvía de los partidos anteriores. Negarlo sería cerrar los ojos y escapar de la realidad. La exhibición del primer cuarto y el gran inicio del segundo no tuvieron continuidad el resto del encuentro. Por primera vez, vimos a un equipo poco fluido, claramente superado en intensidad por un rival que poco más que garra y actitud podía proponer.

Sin embargo, ya no toca hablar de Málaga. Ahora ya estamos en las vísperas de uno de los dos mejores partidos que se pueden vivir en el Pazo dos Deportes de Lugo. Llega el Real Madrid, invicto, después de un holgado (que no cómodo) triunfo en Valencia.

Es, por ende, un Real Madrid bipolar. Fue derrotado por el Olympiakos en Europa, pero deleitó con un básket de máximo nivel en su visita a Mónaco poco después. Sus señas de identidad fueron una defensa impecable y un acierto en los tiros abrumador. Aún así, desperdiciaron, una vez más, una gran ventaja (25 puntos), hasta verse incluso superados, aunque por poco tiempo.