«Dixen que sería o corredor da morte e fun o primeiro en sufrir un sinistro»

Un matrimonio de Paradela sobrevivió al primer accidente con muertos en el corredor de Monforte. Ocurrió en el 2010

Diego y Cristina, en el corredor de Monforte, donde sufrieron un grave accidente en el año 2010
Diego y Cristina, en el corredor de Monforte, donde sufrieron un grave accidente en el año 2010

LUGO / LA VOZ

Nochebuena del 2010. Se cumplían dos años y cinco días de la inauguración del corredor denominado CG-2.2, que une Lugo con Monforte. Eran las nueve de la mañana y el matrimonio formado por Cristina López y Diego Sobrado, de 30 y 26 años, se dirigía a Lugo a una revisión médica. Ambos dejaron a su bebé de 18 meses con sus abuelos y partieron de su casa, en la parroquia de Barán, en el municipio lucense de Paradela, en su coche, un Peugeot 307. Accedieron a la vía de altas prestaciones en medio de una densa niebla y cuando circulaban por el kilómetro 15.400, donde hay un cambio de rasante, se produjo la tragedia y el que sería el primer accidente mortal ocurrido en el corredor desde su inauguración.

«Tardei dous anos en volver circular polo corredor e despois era eu o perigo»

Un Peugeot 405, que circulaba en sentido Sarria conducido por un vecino de O Páramo, de unos 70 años, chocó contra su turismo. No llevaba las luces accionadas y estaba realizando un adelantamiento en un tramo en el que por aquel entonces estaba permitido (días después se pintó una línea continua). Ese conductor murió en el acto, y el matrimonio, pese a sufrir heridas de diversa consideración, sobrevivió al brutal impacto. «Uns quilómetros antes xa esquivara un coche que viña invadindo o sentido contrario. Tiven que pegarme á beiravía. En cuestión de minutos xa vimos a este de fronte. Intentei esquivalo, pero foi imposible. O noso coche xirouse e quedou en sentido contrario», recuerda Diego Sobrado, que conducía el coche y que quedó atrapado, aunque no perdió la consciencia. «Diego dixo: “Ímonos matar”. Pechei os ollos e o coche xirouse. O meu teléfono saltou para atrás; en canto puiden, baixei do coche pedindo auxilio e un teléfono. Fun ao outro coche sinistrado e o home estaba morto», rememora Cristina, que añade que en el accidente se vio implicado un tercer vehículo.

Con muchas secuelas

Diego sufrió varias hemorragias y se rompió una pierna. Hoy en día todavía sigue con operaciones y padece cojera. Cristina, por su parte, se fracturó tres costillas y todavía sufre graves problemas en las cervicales y en la columna. «O peor é cando volves coller o coche polo corredor e te cruzas cos demais condutores. Despois era eu un perigo na estrada, do moito que me arrimaba á beira. Botábame eu cando me viña un coche de fronte», relata Diego, que tardó en volver circular por esta vía dos años.

Barán es un pueblo de unas 30 casas y de poco más de cien habitantes. Al menos tres familias estuvieron implicadas en accidentes con muertos en el corredor. Una de ellas es la formada por este matrimonio, que es vecino de uno de los muertos el lunes: «É o corredor da morte e aquí ninguén fai nada. Cando o inauguraron estabamos de matanza na casa e dixen que sería o corredor da morte e, ao cabo de dous anos, tivemos o accidente». Fueron los primeros en verse implicados en un siniestro mortal en esta trágica carretera, en la que hubo 11 muertos en los últimos cuatro años.

El corredor de Monforte, once muertos en solo cuatro años

TANIA TABOADA

La mayoría de los accidentes son choques frontales

 

José David Cobas, de 58 años, y Miguel Ángel Arias, de 49, elevan a 15 el número de muertos en la provincia de Lugo en lo que va de año y a tres el de los fallecidos en el corredor que une Nadela con Monforte de Lemos. Sus muertes también reabren el debate sobre la seguridad en esta vía de altas prestaciones (VAP), que cuenta desde el año 2011 con un proyecto de trazado para su desdoblamiento con un presupuesto de más de 38 millones de euros.

José David y Miguel Ángel, ambos naturales de Sarria, murieron la noche del lunes, a la altura del kilómetro 15, en el municipio de O Páramo, después de que el Opel Corsa que conducía Miguel Ángel invadiese el carril contrario, en un tramo con línea continua, y chocara frontalmente contra el Fiat Punto que conducía José David, que en el momento del siniestro viajaba con su esposa. Él murió en el acto y ella, empleada de Correos, se recupera en el HULA de graves lesiones. Hay una investigación abierta para esclarecer lo ocurrido y se investiga si el conductor que invadió el sentido contrario y que regresaba de realizar sus trabajos en una granja, circulaba bajo los efectos de sustancias estupefacientes. Este hombre, que viajaba con su perra, murió a causa de la colisión, pero su coche empezó a arder inmediatamente. En principio se descarta que el conductor sufriera una indisposición al volante, pero no es posible descartarlo con total certeza.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
53 votos
Comentarios

«Dixen que sería o corredor da morte e fun o primeiro en sufrir un sinistro»