Semana clave para el futuro de En Marea, con una ruptura muy cercana

Se partirá si el próximo pleno designa a los senadores autonómicos, asunto que provocó el último cisma en la formación rupturista. La dirección acusa a los críticos de transfugas


Santiago / La Voz

La dirección de En Marea acusa en un comunicado de «transfuguismo camuflado» a los diputados del Parlamento de Galicia que no acatan sus decisiones. Se refiere a los que forman parte del llamado sector crítico que, en una votación telemática, escogieron a José Manuel Sande como candidato a senador en lugar de Mariló Candedo, elegida por la dirección del partido. Y se basan para ello en unas declaraciones del líder de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, en las que avanzaba que los diputados de En Marea inscritos en Podemos iban a votar por otra persona distinta a la elegida por el partido instrumental para el cargo de senador. Y no solo eso; en el escrito de la dirección de En Marea se subraya que Gómez-Reino, en esa entrevista concedida a la cadena Ser, advertía de que esos diputados «traballarán a partir de agora nun proxecto político diferente que non é aquel polo que foron escollidos e polo que recibiron os votos», dice el comunicado. Para En Marea, que esos diputados vayan a trabajar para Galicia En Común, el nuevo proyecto de Podemos, significa «unha nova modalidade de transfuguismo ao traballar desde o proxecto político que tentaron dinamitar a favor doutro».

Para sustentar estas acusaciones, En Marea echa mano del compromiso personal firmado por los cargos de En Marea cuando se constituyó el partido, y que en uno de sus puntos, dice: «En exercicio do cargo deste espazo actuarei sempre no nome de En Marea e en ningún caso representando intereses diferentes».

La ruptura oficial del grupo parlamentario podría hacerse efectiva esta semana si se incluye en el próximo pleno la designación de los senadores.

Semana decisiva en la ruptura del grupo parlamentario

Si el Partido Popular decide llevar hoy a la junta de portavoces del Parlamento de Galicia la elección de los senadores de designación autonómica para que se nombren en el pleno de la próxima semana, se habrá sentenciado el fin de En Marea como proyecto político, porque ni Luís Villares dará con su firma el visto bueno al nombramiento de José Manuel Sande, elegido por los críticos, ni los nueve diputados de ese sector aceptarán otro candidato propuesto por la dirección de En Marea. Así que la disputa derivará en la ruptura del grupo, la más que probable marcha de los críticos al grupo mixto y el finiquito de En Marea como primer partido de la oposición, que además perderá la figura del senador que le corresponde por ese motivo en beneficio del PSdeG.

Ayer fue un día de calma chicha en el seno de En Marea a la espera de que hoy se traten los asuntos del próximo pleno en el Parlamento de Galicia. Pero en la sede del grupo se respira no solo tensión, sino también provisionalidad, ya que su ruptura implicará cambios de calado no solo en la actividad política y parlamentaria, sino también en la intendencia.

Las declaraciones hechas por distintos representantes del partido a lo largo del fin de semana añadieron metralla a la guerra abierta la anterior, cuando quedó claro que ninguno de los dos sectores daría su brazo a torcer en la designación del senador. En una entrevista en la cadena Ser, el secretario xeral de Podemos Galicia, Antón Gómez-Reino, reconoció que su partido se apoya en los 250.000 votos obtenidos en las elecciones generales para impulsar, al margen de En Marea, un nuevo proyecto político en Galicia que se perfilará en el mes de septiembre y que se presentará a las autonómicas. Será Galicia en Común, y para hacerse una idea de quién estará en él, bastará con mirar a la bancada que previsiblemente se pase al grupo mixto en el Parlamento de Galicia: Podemos, EU, Anova y, quizás, algún independiente. Gómez-Reino, que no descartó ser él el candidato a la Xunta en las próximas autonómicas, instó a Villares a dejar la portavocía del grupo y le pidió que reflexionase porque «está facendo moito dano» al llamado espacio rupturista.

También en una entrevista radiofónica, Adrián Dios, miembro de la coordinadora de En Marea, acusó en la Radio Galega a Podemos de no respetar los acuerdos alcanzados en el 2016, cuando se creó el proyecto de En Marea y de actuar «unilateralmente».

El cisma es tal, que hasta los fundadores reniegan del proyecto. El sucesor de Martiño Noriega en la alcaldía de Teo, Rafa Sisto, aclara que Son de Teo es un partido independiente. «Non pertencemos á coalición Son nin moito menos a En Marea», aclara la formación local en las redes sociales. Y por si no fuese suficiente, el hecho de que Ribeiro en Común, próximo a Anova, permitiese que el PP gobierne Ribadavia, dio lugar en las redes sociales a agrios comentarios del sector oficial de En Marea contra el partido de Beiras.

El espectáculo continúa.

La marea baja municipal del rupturismo

pablo gonzález
Ferreiro, Noriega y Suárez, un año después de que se convirtieran en alcaldes de sus ciudades
Ferreiro, Noriega y Suárez, un año después de que se convirtieran en alcaldes de sus ciudades

A Pobra y Cangas sobreviven como los feudos que resistieron la debacle de las confluencias y de los «ayuntamientos del cambio», tras el suflé electoral del 2015

La llegada de la izquierda rupturista al gobierno de tres ciudades gallegas (A Coruña, Santiago y Ferrol), en paralelo a las principales ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Zaragoza...), supuso una pleamar electoral que sorprendió a propios y extraños y que marcó el cénit político de la izquierda rupturista, que en aquel momento soñaba con el sorpasso al PSOE, aupada precisamente por las horas bajas socialistas y por los estimulantes resultados urbanos. Era en cierta medida un suflé electoral, pues organizaciones como Podemos -no tanto Izquierda Unida- adolecían de una falta de raigambre territorial más allá de los entornos urbanos más poblados. Y otro matiz importante: estas fuerzas tenían un origen coyuntural, impulsadas por el viento de cola de la crisis y todos los daños colaterales que provocó. En cierta medida, este ecosistema político capeaba mejor en el tempestuoso escenario político surgido en plena crisis económica.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter con toda la actualidad de Santiago

Hemos creado para ti una selección de noticias de la ciudad y su área metropolitana para que las recibas en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Semana clave para el futuro de En Marea, con una ruptura muy cercana